Slider

  • Afirmó que precios de telefonía móvil han bajado 40 por ciento y los de la fija, 4.9 por ciento

 

02-10-2017 El secretario de la Comisión de Comunicaciones, diputado Alfredo Anaya Orozco (PRI), señaló que a 48 meses de la entrada en vigor de la Reforma en Telecomunicaciones y Radiodifusión, los resultados “rebasan las expectativas”, pues “los mexicanos se han visto beneficiados día a día, al contar con una comunicación y cobertura de mayor calidad a un menor costo”.

 

En el foro “Inteconexión y regulación asimétrica en telecomunicaciones”, indicó que según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), los precios de telefonía móvil han bajado 40 por ciento, lo que equivale a un ahorro por cliente de más o menos 106 pesos, mientras que los de telefonía fija a un 4.9 por ciento.

 

Señaló que el reto está en la calidad, para la mejora continua y se debe en gran medida a las consecuencias del nuevo marco regulatorio que propició la oferta en la expansión de servicios de datos y de voz, vigorizando la competencia y dando como resultado servicios de mayor calidad.

 

Tal situación, abundó, se refleja en la reducción de costos para los operadores en el acceso a mejores planes tarifarios para los usuarios y en la eliminación de cobros de llamadas de larga distancia, conectando a México con Estados Unidos y Canadá, así como abaratando la conexión con las demás regiones del mundo, lo cual, dijo, “es importante en el actual contexto regional y mundial, donde se requiere estrechar lazos y fortalecer la comunicación”.

 

Anaya Orozco subrayó que México necesita competencia y comprometerse con ella. “Hoy es el momento para seguir construyendo el futuro hacia la transformación real de la sociedad, para estar preparada, ser transparente, con capacidad crítica-constructiva, productiva y competitiva, así como lista para enfrentar sin miedo cualquier reto”.

 

El sector telecomunicaciones y tecnologías de las información son una industria vigorosa, innovadora y trascendental. Es un motor económico y trae grandes beneficios en el futuro. Sin embargo, dijo, para continuar viendo estos avances y detonar el potencial del sector, es necesario solucionar los problemas históricos de falta de competitividad y competencia.

 

Puntualizó que la competencia económica es una condición necesaria para que los consumidores paguen menos por mayor calidad y para aumentar el bienestar social. “Al haber muchas opciones para adquirir un bien o contratar un servicio, los precios bajan y, con ello, personas que antes no podían hacerlo acceden a estos beneficios”.

 

El diputado expuso que tres décadas de intentos fallidos de resolver la falta de competencia en el sector, han desaparecido con la Reforma de Telecomunicaciones, al establecer un compromiso con los consumidores mexicanos para revisar las condiciones de accesibilidad a estos servicios, fortaleciendo las instituciones del mercado.

 

Añadió que “el camino hacia las condiciones de competencia plena es largo y posiblemente lleno de obstáculos. Es prioritario que los consumidores dejen de pagar un sobreprecio debido a la falta de alternativas, favoreciendo a las empresas que han dominado históricamente el mercado a base de imponer condiciones; por ello, es crucial que permanezcan las medidas asimétricas que se han implementado a través de esta Reforma”, añadió.

 

Al exponer el estudio “El impacto de la regulación asimétrica y sus efectos en los hogares mexicanos menos favorecidos”, Rubén Guerrero, especialista en competencia económica y regulación, indicó que el acceso a las comunicaciones móviles en México está fuertemente sesgado a favor de aquellos con ingresos más altos.

 

Mencionó que en 2014, el 80 por ciento del decil de mayores ingresos de la población tenía acceso a las comunicaciones móviles, mientras que sólo el 30 por ciento del decil más bajo tenía acceso a estos servicios. Para 2016, estas cifras cambiaron a 84 por ciento y 40 por ciento, respectivamente.

 

Entre los hallazgos del documento, abundó, se puede ver que los compradores de servicios de comunicaciones móviles en el decil más bajo en 2014, destinaban el 6 por ciento de sus ingresos a estos servicios, mientras que los del decil más alto gastaba sólo el 2 por ciento. En los siguientes dos años, los precios de los servicios de comunicación móviles cayeron un 36 por ciento.

 

Argumentó que esto significa que los hogares más pobres se beneficiaron proporcionalmente más con la caída de los precios. La caída en el costo de las comunicaciones móviles fueron consecuencia de las reformas regulatorias en el sector que se introdujeron en el 2013-2014, siendo un componente importante, la imposición al operador preponderante de tarifas de acceso asimétrico, que redujo sus tasas de interconexión móvil a cero.

 

Mientras que algunas medidas aún no han sido plenamente implementadas, las tarifas asimétricas tuvieron un efecto inmediato sobre las condiciones de la competencia y a las cuales, en gran parte, se les atribuyen la caída en los precios de los servicios móviles.

 

Hay preocupación respecto a que, si las tarifas asimétricas son eliminadas o reducidas antes de que los demás elementos del paquete de reformas se hayan establecido, el proceso por el cual los hogares más pobres se han beneficiado de las reformas puede invertirse, afectándolos directamente con el regreso del mercado a su estado anterior de altos precios y baja competitividad.

 

En el foro, especialistas y académicos abordaron la política de interconexión a raíz de la promulgación de la Ley Federal de Telecomunicación y Radiodifusión y los posibles escenarios futuros, así como la decisión de la Suprema Corte de Justicia sobre la constitucionalidad del artículo 131 de esta Ley y el rol que deberá de tomar el Congreso de la Unión para legislar en temas donde los órganos con autonomía constitucional tienen facultades regulatorias.

Comentarios