Slider

El exdirigente estatal del PAN, Juan Valencia Durazo, fue detenido por el presunto fraude por 400 millones de pesos de aportaciones de los militantes de ese partido, y sigue sujeto a una investigación por la compra irregular de terrenos en el Vado del Río.

Las “movidas chuecas” no son una novedad en el historial de Valencia Durazo, ya que cuando fue presidente municipal de Granados, fue también acusado de fraude por la venta de terrenos, razón por la que el Congreso del Estado lo desaforó, pero se salvó de ir a la cárcel por negociaciones políticas.

Los hechos por los cuales Juan Valencia fue acusado de fraude en el 2002, se produjeron de manera sucesiva desde 1991 hasta 1997, mucho antes de que éste llegara a la Presidencia Municipal de Granados. O sea, antes de ser alcalde era un fraudeador consumado, pues si mal no recuerdo vendió varias veces el mismo terreno.

En el proceso que se le siguió en el 2002 para el desafuero del ahora exdirigente estatal del PAN se señaló que “el fraude específico es un delito (dar en hipoteca y posteriormente traspasar una propiedad ajena) que se persigue a petición de la parte ofendida”. En ese caso, del 2002, la ofendida, la señora Josefina Moreno de Durazo, presentó una querella ante el Agente del Ministerio Público de Cumpas.

Hay que aclarar que en esas denuncias por el fraude con terrenos en Granados, en la investigación Valencia Durazo reconoció los hechos, pero el Agente del Ministerio Público resolvió no acusarlo, sosteniendo que el delito cometido ya había prescrito, es decir, ya había transcurrido más del tiempo que establece la ley para perseguirlo.

Pero el procurador de Justicia del Estado en aquellos años, ratificó la resolución del Ministerio Público de Cumpas, es decir, la de no acusarlo.

Contra esa resolución, los ofendidos tramitaron y obtuvieron un amparo del Juez Tercero de Distrito Federal, quien resolvió que el delito no había prescrito, y por lo tanto, requirió al Procurador de aquél tiempo para que ejerciera la acción penal en contra de Valencia Durazo.

Toda vez que Valencia Durazo era en aquella fecha presidente Municipal de Granados, tenía fuero constitucional, antes de consignarlo, en ejecución a la sentencia de amparo, se solicitó el desafuero correspondiente que tenía que resolver el Congreso del Estado, previo trámite de ley.

Y en el 2002 como lo hace ahora la dirigencia estatal del PAN con Alejandra López Noriega, los panistas denunciaron que en el proceso penal contra Valencia Durazo había intereses políticos y no penales.

En el 2002, por las negociaciones políticas, el Congreso del Estado dio marcha atrás al desafuero del entonces alcalde de Granados, quedando el delito impune.

No fue fácil para el Poder Legislativo revertir el desafuero, no recordando la explicación jurídica que en ese tiempo me dio el entonces coordinador parlamentario del PRI, Diputado Jesús Enríquez Burgos, para echar abajo la eliminación del fuero del alcalde Valencia Durazo, pero encontraron la salida legal para salvar al fraudeador de terrenos, quien años después dirigió al PAN estatal en el sexenio padresista.

Ahora nadie salvó a Valencia Durazo, y fue a parar a la cárcel por el presunto desvío de 400 millones de pesos que el gobierno estatal descontó a los burócratas como cuota por su militancia, y por esa misma razón lo acompaña en prisión el entonces director de Recursos Humanos Miguel Méndez Méndez, así como tres exfuncionarios más.

La Fiscalía para la Atención de Delitos Electorales de Sonora que preside Pedro Pablo Chirinos, realizó la investigación del fraude denunciado por el ex presidente interino del PAN Leonardo Guillén, siendo la actual dirigente estatal panista Alejandra López Noriega, la secretaria general de ese instituto político, quienes además interpusieron una denuncia ante la Comisión Anticorrupción del CEN del PAN.

Los descuentos a los burócratas estatales como cuotas al partido se realizaron durante el período de septiembre del 2009 a septiembre del 2015, pero esos 400 millones de pesos estimados, nunca ingresaron a las arcas del PAN estatal.

Valencia Durazo también es investigado por la compra irregular de 7 mil metros cuadrados de terrenos en el exclusivo sector del Vado del Río con valor de 38 millones de pesos, por lo que ha sido citado a declarar por la Fiscalía Anticorrupción que dirige Odracir Espinoza.

El 29 de julio del 2016, la dirigencia estatal del PAN a cargo de Leonardo Guillén y Alejandra López, solicitaron a la Comisión Anticorrupción del CEN del PAN investigar al ex secretario de Hacienda Alejandro López Caballero, al ex tesorero Mario Cuen Aranda, así como a Juan Valencia Durazo, por la retención, transferencia, administración y ejecución de recursos NO ENTERADOS al PAN, provenientes de descuentos hechos en calidad de cuotas aportadas por ex trabajadores  del gobierno estatal que militan en Acción Nacional y que al parecer fueron desviados para financiar a la agrupación Fuerza Sonora del PAN que se dedicaba a operaciones electorales en Sonora y en otras entidades.

Más claro, ni el agua de El Novillo. Y ahora se quejan porque se atienden sus demandas de aplicar la justicia. Ni quien los entienda.

VAN SYLVANA Y MALORO COMO FAVORITOS A ELECCION

A unos cuantos días de la elección, los sonorenses ratificaron su respaldo a la fórmula de candidatos al Senado del PRI-PVEM-Panal integrada por Sylvana Beltrones y Maloro Acosta, según lo revela la más reciente encuesta de TM Reporte para el diario Expreso.

De acuerdo al nuevo sondeo de la empresa encuestadora, Sylvana y Maloro van encaminados al triunfo el 1 de julio al sumar el 36.9 por ciento de las preferencias electorales, seguidos de los morenos Lilly Téllez y Alfonso Durazo con 32.5 de aceptación, mientras que los neopanistas Antonio Astiazarán y Leticia Cuesta logran un raquítico 17.5 por ciento de los encuestados.

Para esta encuesta, se aplicaron mil 500 entrevistas en Hermosillo, Cajeme, Nogales, SLRC, Navojoa, Guaymas, Agua Prieta, Caborca, Huatabampo y Puerto Peñasco, municipios que representan el 82 por ciento de la lista nominal del Estado.

Los resultados de esa encuesta de TM Reporte, así como los de Televisa y otras más que ubican a Sylvana y al Maloro como favoritos para ganar la elección al Senado, son el reflejo del intenso trabajo de proselitismo de la fórmula de candidatos del PRI-PVEM-Panal por toda la entidad, logrando la aceptación ciudadana a sus propuestas viables, y por la atención a las demandas más sentidas de los sonorenses. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Comentarios