Slider

Desafortunadamente los ladrones cambian sus formas para poder robarte, y ahora pueden llegar a tu hogar disfrazados como empleados, así que ten cuidado.

1. El elemento más importante de todo sistema doméstico de seguridad es el letrero de la empresa de alarmas en el frente de la casa.

Los estudios indican que los ladrones evitan las casas que tienen alarmas, así que deja que los delincuentes sepan que tu hogar está protegido (aunque no sea cierto).

2. Otro letrero que conviene poner: Cuidado con el perro. Los ladrones odian a los canes, no sólo porque muerden, sino porque ladran y alertan a los vecinos.

 

Fido no puede llamar a la policía, pero sí hacer que los rateros se alejen de la casa.

 

3. Los sistemas profesionales de alarma suelen ser muy costosos, pero tienen ventajas. La mayoría de ellos te permiten activar o desactivar la alarma desde un llavero o un teléfono celular. Y algunos se pueden conectar a detectores de humo o de monóxido de carbono.

4. Si contratas el servicio de una compañía de alarmas, debes saber que puede resultar difícil hacer una cancelación.

Muchas empresas tienen contratos de tres años, y algunas te obligan a pagar el plazo completo aunque des por terminado el contrato antes.

5También puedes comprar e instalar un sistema de seguridad tú mismo. Hay equipos inalámbricos más o menos baratos, fáciles de colocar y no requieren ningún programa de activación especial.

6Para cerciorarse de que no hay nadie en una casa, la mayoría de los ladrones tocan el timbre antes de meterse en ella. Si instalas una cámara de seguridad inalámbrica con sensor de movimiento, los puedes atrapar.

Prográmala para que suene la alarma de tu celular en cuanto alguien pise la entrada de tu casa.

7Si vas a salir de la ciudad, puedes aparentar que estás en casa conectando las lámparas a temporizadores, o colocando focos LED de control remoto. O puedes comprar un simulador de televisión, que imita la luz del aparato pero usa mucha menos energía.

Forma un grupo de comunicación con los vecinos

8Como muchas llamadas de alarma por robo son falsas, algunas estaciones de policía ni siquiera envían agentes si no hay un video o testigos presenciales. Si no cuentas con un servicio de vigilancia profesional, pide a un vecino confiable que eche un ojo a tu casa si suena la alarma mientras estás fuera.

9¿Otra razón para recurrir a tus vecinos? Aunque la policía decida responder, podría tardar más de media hora en llegar a tu casa. Un amante de lo ajeno puede entrar y salir de ella en 10 minutos…

10…o menos, si las puertas de tu casa tienen hojas de vidrio transparentes. A los ladrones les encantan porque les resulta mucho más fácil romper, agarrar y huir, y porque dejan ver las pertenencias dignas de ser robadas. Esmerila el vidrio de las puertas, o mantén éstas cubiertas (y las ventanas también).

11¿Sabes qué más adoran los rateros? Las bardas de metro y medio en la parte trasera. Un estudio reveló que es más probable que los ladrones elijan casas con bardas altas o muros que los oculte.

12Activa la alarma aunque sólo salgas a hacer un mandado rápido. Un estudio mostró que hubo robos en 41 por ciento de los hogares equipados con alarma cuando ésta no estaba encendida.

13Por último, echa llave a las puertas aunque estés en casa. Te horrorizaría saber la cantidad de ladrones que se meten por un garaje abierto o por la puerta principal mientras el dueño está en el patio.

fuente: selecciones.com.mx
Comentarios