Slider

El logro tiene como objetivo analizar la forma en que en el futuro, los humanos criogenizados también puedan retornar al mundo de los vivos, así como realizar viajes espaciales de largas distancias.

Un grupo de científicos anunció haber descongelado con éxito a dos gusanos que permanecieron en el permafrost siberiano desde la época de los mamuts, hace 42 mil años.

Los nemátodos fueron parte del análisis de otros 300 gusanos encontrados en el área de Yakutia, conocida por ser la región más fría de Rusia, siendo dos los que volvieron a la vida: uno fue descubierto cerca del río Alazeya en 2015 y se cree que tiene alrededor de 41.700 años; mientras que el otro fue tomado en 2002 de una madriguera de ardilla prehistórica, y tiene alrededor de 32.000 años de antigüedad.

De acuerdo al estudio, publicado en el Doklady Biological Sciences, tras descongelarse, los gusanos mostraron signos de vida, comenzando a moverse y comer.

Según el equipo de investigadores, este avance demuestra la capacidad de los organismos multicelulares para sobrevivir a largo plazo, decenas de miles de años en un estado de “crioconservación natural”.

“Es obvio que esta capacidad sugiere que los nemátodos del Pleistoceno tienen mecanismos adaptativos que pueden ser de importancia científica y práctica para los campos relacionados de la ciencia, como la criomedicina, la criobiología y la astrobiología”, afirmaron los investigadores.

De hecho, uno de los objetivos del logro tiene que ver con la posibilidad de revivir a personas criogenizadas tras enfermedades terminales o quienes han preservado sólo su cabeza, esperando que la ciencia los traiga nuevamente a la vida en el futuro.

Por otro lado, gracias al experimento, los científicos podrán analizar la forma de mantener a personas en hielo durante siglos, pensando en tener tiempo suficiente para exploraciones al espacio profundo.

Fuente: The Siberian Times

Comentarios