Slider

Es cierto que en el mundo entero somos reconocidos por nuestras producciones televisivas, las telenovelas mexicanas han dado la vuelta al mundo por los últimos 30 años, la trilogía de las Marías, La Usurpadora, Rubí, Rebelde, Carrusel y Quinceañera son algunos de los títulos que han llenado las salas de miles de casas mexicanas.

Era tiempo de que Netflix le diera una oportunidad al maravilloso melodrama mexicano y le invirtiera un poquito más en valores de producción. El resultado: La Casa de las Flores.

Seré muy honesta, no quería verla, pero decidí darle una oportunidad. Me atrapó la primera secuencia, me recordó a Esposas Desesperadas en su ritmo y estructura de la historia: el suicidio de una mujer cercana a la familia abre la caja de Pandora a lo que hay detrás de la florería más famosa de Las Lomas, esta que representa los valores familiares, la perfección.

Dirigida por Manolo Caro, esta es la historia de la familia Mora y su negocio de flores, la matriarca de la familia interpretada por Verónica Castro es, en conjunto con esta casa, el pilar que une a los tres hermanos, Elena, Julián y Paulina, que descubrirán su camino en la vida cuando tienen que hacerse cargo de un problema de verdad: su padre cae preso por errores del pasado.

En esta serie/telenovela vas a poder ver arquetipos que la televisión mexicana nunca te mostró, a pesar de llevar este tipo de línea narrativa, la plataforma le permite ir a caminos que antes no se podía, no solo cuando hablamos de la homosexualidad, la manera en la que la familia convencional encuentra la manera de mutarse, de reacomodarse, de manera que a pesar de no ser perfectos, de no comprenderse del todo y de no compartir necesariamente las mismas ideas, el amor es el motor y el pegamento que los mantiene unidos.

Una representación de una familia mexicana contemporánea, con problemas reales y situaciones que podrían pasarle a tu vecino o a tu propia familia en tu casa. Esta telenovela con su dramatismo y comedia tradicional del género te va a abrir los ojos a una nueva manera de contar historias, una muy real, aceptar lo que venga y volver a acomodar tu realidad, por que al final lo verdaderamente importante es amar, respetar y valorar a aquellos que te rodean.

Abramos un poco la mente dándole una oportunidad a esta gran serie, no se van a poder parar del sillón hasta que terminen los 13 capítulos. Apoyemos lo hecho en México y las historias mexicanas, les aseguro que no se van a arrepentir. (selecciones.com.mx)

https://youtu.be/I-z8-ZEiVw0

 

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí