Slider

Crónicas para la historia (35).- Hace 20 años publiqué el presente reportaje que hoy se constituye en crónica, sobre el eterno dilema del transporte urbano.- Servicio que no se dignifica y atenta contra el usuario.- Incrementar tarifas, acto voraz.- ¿De qué han servido los cursos a operadores?.- Justicia, por encima de arreglos políticos

Bernardo Elenes Habas

(El 29 de noviembre de 1998 -hace 20 años-, investigué y publiqué el presente reportaje, que hoy se convierte en Crónica para la historia, de un problema social que golpea, cíclicamente, a la ciudadanía: el transporte urbano. Nada ha cambiado. Los hechos y circunstancias siguen siendo las mismas. Nadie le ha dado valor a la ley, a la justicia…).

En Cajeme, el servicio del transporte urbano se constituye, desde siempre, en viacrucis para la ciudadanía.

transporte cd 4

No solamente para los usuarios, sino para peatones, automovilistas, habitantes de colonias populares, porque de alguna manera, el comportamiento de muchos de los operadores de las diversas unidades que cubren las rutas de la ciudad, inciden negativamente en la seguridad de las familias.

En forma general, la gente tiene siempre a flor de labios, una queja en contra del servicio del autotransporte, y esa situación adversa no es ajena a los concesionarios quienes la conocen de sobra; pero que, siempre esgrimen como disculpa para no enfrentar tal realidad, los problemas económicos por los que atraviesan como empresarios, la ausencia de mejores tarifas, las deudas que los agobian ante los bancos e instituciones, la incomprensión de los gobiernos en turno.

Tal situación se ha venido repitiendo cíclicamente, donde los argumentos de representantes de concesionarios, han sido exactamente los mismos en los últimos años, pero no permitiendo ninguno de ellos apertura para que nuevos inversionistas participen en la solución viable de un servicio que el público necesita y que, lastimosamente, se vuelve

transporte

deprimente y hasta peligroso en algunos sectores.

Tarifas, círculo vicioso

Es, pues, un círculo vicioso en el que se ha caído, sujeto a los vaivenes de la inflación, que, lógicamente, hace reclamar a los transportistas mejores dividendos para hacer rentable su actividad, con las consecuentes reacciones de más de 600 mil cajemenses quienes cotidianamente hacen uso de ese servicio, y que tienen cierto que merecen un trato digno, porque pagan para ello.

Recientemente, Román González Cameros, presidente de la Alianza de Transportistas de Cajeme, emplazó a las autoridades del Autotransporte para que autoricen nuevas tarifas. De lo contrario -dijo- actuarán en forma unilateral para fijar posiblemente hasta 4 pesos, en lugar de los 2.50 que actualmente se cobran.

suba sol3

No sería la primera vez que se actúa así en detrimento de los usuarios, a quienes jamás se les toma en cuenta para tales actitudes.

Solamente una voz se alzó en contra de los conceptos vertidos por González Cameros: la del regidor perredista y dirigente del organismo Comités de Vecinos en colonias populares, Miguel Ángel Salomón Montiel.

Éste, también, emplazó al empresario del transporte y le señaló que el pueblo no es ajeno a los impactos y deterioros que sufren con el alza de la gasolina y el diesel, “pero deben de consensar una acción como la que pretenden. Dignificar el servicio, mejorar las unidades que en algunas de las rutas son desastrosas, elevar el comportamiento de los operadores, y esencialmente, que el porcentaje del incremento sea acorde a los niveles de los apoyos salariales que se autorizaron para la clase trabajadora”.

No habrá ya más acciones unilaterales y prepotentes en contra de los usuarios, dijo Salomón Montiel, “porque tomaremos

transporte cd 2

oficinas, realizaremos marchas, exigiremos que caigan hasta concesiones”.

Opinión de usuarios

¿Qué opinan los usuarios y la ciudadanía en general, con respecto al servicio del autotransporte?

Diario del Yaqui recogió diversos puntos de vista al respecto, en el área de la Ruta 6 que cubre las colonias Aves del Castillo, Russo Vogel, Mercado, IMSS; Ruta 7, Machi López, Jardines del Valle, Sonora, México, Mercado, IMSS, Issste, Fovissste; Ruta 2, Benito Juárez, Mercado, IMSS, colonia Morelos, Cuauhtémoc.

El reportero preguntó sobre las alternativas de un incremento en las tarifas, de acuerdo al sentir de los concesionarios. Y el enojo se dibujó en rostro de hombres y mujeres:

-¿Acaso no tienen compasión de nosotros, los que apenas ganamos para sobrevivir? -expresó el señor Arturo López Cisneros, obrero.

transporte 3

Por su parte, la señora María de los Ángeles Alcántar, vecina de la colonia Aves del Castillo, precisó que la ruta que cubre ese asentamiento es la que tiene las peores unidades:

-Se pone en peligro nuestras vidas, porque a pesar de que los camiones son viejo y con desperfectos, los choferes los hacen correr a altas velocidades.

-No hay responsabilidad en muchos de los conductores -dijo la joven estudiantes Laura Lizeth Armenta-, porque no respetan al pasaje. Llevan sus equipos de sonido a todo volumen, e incluso viajan con ellos personas que los distraen. ¿Yo no me explico de qué‚ sirven los cursos que se les imparten, y las promesas de los concesionarios de que se mejorará el servicio?

Sí hay ganancias: operadores

“No deben medirnos a todos los operadores del transporte urbano con el mismo rasero”, me dice un joven conductor de un vehículo que presta sus servicios en una de las rutas de la ciudad, omitiendo su nombre por temor a represalias.

“Muchos de nosotros -afirma-, no estamos de acuerdo con las decisiones de los concesionarios, como los incrementos

transporte cd 3

unilaterales de tarifas, porque sabemos que no son justas. Nosotros movilizamos en cada camión, de 400 a 500 personas diariamente, y esta ruta tiene más de 30 unidades: la mayoría nuevas y 10 muy usadas. Sí hay ganancias. No quisiéramos que se dieran incrementos en forma unilateral, porque luego los usuarios arremeten contra nosotros, como si fuéramos los causantes de sus problemas”, expresa.

Asimismo, otros conductores señalaron que están a favor de la dignificación del gremio. Que buscan la capacitación continua para que se traduzca en buen trato a las personas. “Si de esto vivimos, es nuestro oficio, ¿cómo no poner algo de nuestra parte para que exista armonía y poder desempeñar nuestro trabajo con seguridad? Desde luego que necesitamos también para ello todo el apoyo de las autoridades del Autotransporte y de los mismos concesionarios”, dijeron.

Resumen de hechos

Algo se vuelve evidente en el caso del servicio del autotransporte:

transporte cd.

Que en un balance específico, la ciudadanía no está de acuerdo con el actual desempeño de esa actividad, porque lo mismo ponen en peligro a los usuarios que a los peatones y automovilistas, al volverse los operadores de unidades en dueños y señores de las calles y del tiempo de recorridos, al que deben de someterse los demás; pasando por encima de disposiciones de autoridades de Tránsito.

Múltiples accidentes, donde muchas personas pierden la vida, se provocan por esa irresponsabilidad. Hay abandono impune contra el pasaje. Incumplimiento con los horarios en las rutas de las colonias más alejadas. Descomposturas constantes de vehículos lo que provoca pérdidas de horas/trabajo para los usuarios.

Pero aunado a todo ello, siempre se escucha -dicen personas muy respetables-, los planteamientos de los grandes concesionarios por mejorar el servicio como promesa anticipada para que se les autoricen aumentos en costos de tarifas. “Pero al lograrlo, incumplen; porque pretextos para evadir esas responsabilidades, son los que sobran”.

El reclamo de los usuarios se conjuga en un común denominador: mejorar el servicio. Asegurar la integridad física de quienes lo utilizan. Ampliar los horarios de ruta, incrementar unidades y consensuar con ellos cuando se pretendan incrementos. Pero sobre todo, señalan, que no se abuse de la paciencia del pueblo, rebasándolo con aumentos y aumentos, porque todo tiene un límite.

(Fotos de Bernardo Elenes Habas.- Secuencia sobre el servicio del transporte urbano, en diferentes “paradas” del centro de Ciudad Obregón, situación que en nada ha cambiado con el transcurrir de los años).

Comentarios