Slider

Si no se trata de simulación ni ladinismo político, buena la señal que envió la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas este lunes, al ser sometida a intensa terapia respecto a lo que realiza el Gobierno de Sonora para hacer de la tecnología de punta un instrumento fundamental en favor de la seguridad pública.

Ya mas o menos lo sabíamos, pero en este arranque de semana fuimos testigos directos del impresionante equipamiento ya instalado y en proceso que implica la migración del conocido C4 al novedoso C5i, para fortalecer la capacidad de respuesta de instancias de gobierno para combatir la delincuencia, disuadir y evitar delitos.

Vaya que nos dejó con la boca abierta la estructurada información y exposición realizada por el Secretario de Seguridad Pública, Adolfo García Morales y el titular del ahora C4 y el prospectado Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo, Coordinación e Inteligencia, David Anaya Cooley, quienes ofrecieron ilustrativo recorrido por las flamantes instalaciones y sobre todo, de cómo se operan tecnologías de la comunicación en apoyo a la fuerza del Estado en contra del delito.

Vimos francamente interesada a la estrenada alcaldesa capitalina, quien si bien no tuvo participación frente al turismo periodístico desplegado, obvia su buena comunicación con García Morales; receptiva frente a señalamientos por frecuentes omisiones de corporaciones municipales ante llamados de emergencia que se canalizan a través del 911.

David Anaya Cooley

El caso es que se avanza en ese proceso de migración de tecnologías más avanzadas al servicio de la seguridad pública, que vienen aparejadas con más eficientes esquemas de colaboración, tanto con distintas instancias de gobierno, como con sectores económicos y sociales de la entidad.

García Morales subrayó la instrucción de la gobernadora Claudia Pavlovich, para que en todo acto de su administración, particularmente en materia de seguridad pública, se debe trabajar dejando de lado prejuicios políticos y partidistas, como premisa en los propósitos de atender ese reclamo social.

Y así quedó en claro durante alrededor de tres horas de exposición y recorrido con la alcaldesa de Hermosillo, donde se delinearon los avances de ese proceso de migración tecnológica y propósitos de los nuevos instrumentos de vigilancia, capacidades de software para hacer más eficiente la comunicación entre instancias respondientes ante emergencias de los ciudadanos.

Vamos a reconocer que contrario a sus amenazas de hace un par de semanas en contra de sus críticos, vimos a la de Puerto Peñasco con una actitud alejada de sus características crispaciones y hasta amable y accesible, receptiva y saludadora, quizás ya consciente de que necesitará de todos ante la complejidad de administrar un municipio como Hermosillo.

En esas estábamos cuando amigo experto en asuntos de la jurisprudencia en el sector público, nos hizo llegar el contenido del artículo 31, fracciones III y V de la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo de Sonora, en donde se establece como una obligación del secretario de gobierno, el atender y ser el interlocutor inmediato con los ayuntamientos de la entidad.

Y viene al caso, porque todavía con la aviada del resultado de la elección, la munícipe capitalina pretendió vetar a Miguel Ernesto Pompa Corella como ese vínculo a que la ley lo obliga y propuso que esa tarea la realizara la jefa del Gabinete, Natalia Rivera Grijalva, con la salvedad de que a pesar de dicha preferencia, en su toma de protesta haya perpetrado rústica descortesía al negarle el tradicional posicionamiento que hacen los representantes del ejecutivo en esos eventos.

Miguel E. Pompa Corella

Algo debió aportar, pero por supuesto que el desplante de López Cárdenas ante Rivera Grijalva no pesa poco como consecuencia de lo que dice la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo o sea, a fin de cuentas, quiera o no la alcaldesa, deberá establecer las vías de comunicación y coordinación con el funcionario estatal que despacha cruzando el callejón Velasco y que incluso está comunicado por el puente que unifica los palacios de Gobierno y Municipal.

Es de esperarse que el agua retome su nivel y que a fin de cuentas la señora alcaldesa ponga de su parte para aprovechar la plena disposición de la gobernadora para apoyar a su administración y en lugar de promover la divulgación de fobias de orden partidista y electoral o campañitas revanchistas en contra de Manuel Ignacio Acosta, se ponga a trabajar para lo que fue electa, y hacemos esa referencia porque hay fuertes indicios de que la campañita en redes sociales en contra del exalcalde se origina en el equipo cercano a la expanista.

Y lo que son las cosas a la inversa, porque en San Luis Río Colorado se da la circunstancia de que el alcalde entrante, Santos González Yescas, también postulado por MORENA, mandó contundente mensaje de colaboración y cercanía con el gobierno de Claudia Pavlovich, sin condicionar nada y atenerse exclusivamente al modelo institucional que deben regir las relaciones entre instancias de gobierno.

Y lo mandó decir de forma pública durante su toma de protesta, además de decírselo al representante de la mandataria en dicho evento, adivinó, el secretario de gobierno, lo cual tiene visos reivindicatorios para el popular personaje y una lección para quien despacha como presidenta en el palacio municipal de Hermosillo.

Santos González Yescas

Por lo pronto, por esos rumbos deben estar muy ocupados en la calentada de asientos, destacando que esta tarde de lunes rindieron protesta ante el cabildo el secretario del ayuntamiento, Alfredo Gómez Sarabia; Patricia Argüelles, como contralora; tesorero, Martín Alberto Aspe; Oficial Mayor, Daniel Sánchez; en CIDUE, José Eufemio Carrillo, y en la dirección de policía y tránsito, Manuel Enrique Cabanillas Herrera y valga reconocer, que a excepción de Gómez Sarabia, no sabemos ni papa de ellos.

El que deberá capotear de inicio duros señalamientos es el director de seguridad, ya que pesan sobre él acusació de hostigamiento laboral por parte de personal a su cargo como supervisor de grupo, con lo cual pudiera decirse que no son buenas noticias para nadie, aunque sí lo son para los malandros.

De regreso al tema de la tecnología puesta al servicio de la seguridad pública, la terapia que nos aplicaron García Morales y Anaya Cooley evitó que cubriéramos la conferencia de prensa convocada casi a la misma hora por la bancada del PAN a la LXII Legislatura del Estado, ahí donde Gildardo Real Ramírez, Alejandra López Noriega y Eduardo Urbina Acuña le entraron a la competencia donde la principal retórica es la austeridad, recortes presupuestales y demás.

Anunciaron que promoverán un fondo de contingencia de 500 millones de pesos para apoyar a los municipios, que se juntarán simplemente recortando lo necesario al gasto del Gobierno Estatal, Congreso del Estado e Instituto Estatal Electoral, para comenzar a cubrir ineficiencias de ayuntamientos a partir de enero del año próximo.

Gildardo Real

No vamos a adelantar vísperas, porque este martes esa promoción deberá entrar como correspondencia en la sesión convocada a partir de las once de la mañana, en donde la representación popular sonorense realizará su primera sesión ya sin una agenda cargada de cuestiones ceremoniales y de protocolo.

Se supone que en esta primera juntada, las coordinaciones de los grupos parlamentarios y las representaciones legislativas, darán a conocer sus agendas, y lo suponemos porque a estas horas de la tarde noche de lunes, aún no se publica la gaceta legislativa donde 24 horas antes de cada sesión se da a conocer el orden del día.

Es que contrario a nuestro ritmo de trabajo, este lunes entreteloneamos un poco más tarde, toda vez que nos entretuvimos más de la cuenta en una reunión con la aspirante a la presidencia del Colegio de Notarios del Estado de Sonora, Karina Gastelum, quien despliega enérgica actividad procurando la unanimidad del notariado sonorense con el fin de que a 50 años de fundado, ese destacado gremio de profesionales de la fe pública, sea encabezado por una mujer.

Karina Gastelum

No vemos cómo esta prestigiada profesional del derecho no cumpla su objetivo, dado su conocimiento de los retos que enfrentan en estos tiempos sus colegas portadores de la fe pública, así como su humanista concepto sobre la accesibilidad a ese servicio que debiera tener todo ciudadano.

Ya le daremos más entres al esfuerzo de Karina, porque la elección será hasta principios de noviembre y aún le queda camino por recorrer en su diálogo con toda una diversidad de personajes a los que convencer y que de ninguna manera son peritas en dulce.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí