Slider

Acuerpado por las simpatías, vínculos y complicidades en Instituto Estatal Electoral, Alfonso Durazo Montaño logró acortar los tiempos para iniciar las precampañas por la gubernatura de Sonora y de esa forma dejar el escaparate de su incompetencia como Secretario de Seguridad Pública Federal y tratar que de impregnarse de cierto arraigo en la entidad. 

Nos aseguran que el último acto estelar que tendrá el sonoguacho antes de separarse de su actual cargo, será el sábado próximo y al siguiente, en el marco de la ya anunciada gira de trabajo que realizará el presidente Andrés Manuel López Obrador para reunirse con la Familia Lebarón en La Mora, municipio de Bavispe, solar nativo del precandidato de MORENA a la gubernatura de Sonora. 

Ya no tendrá que esperar al menos hasta mediados de noviembre para separarse de su cargo para arrancar precampaña el 8 de enero; sino que lo hará a principios de octubre, ya que a solicitud de la presidenta del IEES, Guadalupe Taddei Zavala, el INE autorizó que las precampañas en Sonora inicien el 15 de diciembre. 

Juniors de Sonora se arrastran hasta Alfonso Durazo

Pero como la cultura de aquel viejo PRI la tiene muy bien arraigada, tiene toda una variedad de mañas para hacer ya no precampañas, si no campañas abiertas sin mayor riesgo, porque ya ven que se la pasa publicitando encuentros, convocando a reuniones, realizando emboscadas visitas y giras por Sonora para amarrar compromisos, aunque tal activismo adelantado no es de su exclusividad, ya que también hay otros como es el caso de Ricardo Bours Castelo, también expriista, quien al parecer por cierto, ya amarró la candidatura por el Partido Movimiento Ciudadano y al parecer María Dolores del Río ni las manos metió. 

Por cierto, buena la referencia respecto a que la disputa por la gubernatura en el 2021 será protagonizada por puros priistas de origen, como son los casos ya mentados de Bours y Durazo, a los que se agregan Ernesto Gándara Camou y Antonio Astiazarán Gutiérrez, sin duda el mejor posicionado por rumbos del PAN, aunque Ernesto Munro ya impulsa a su cachorro “El Kiko” para meterle ruido al posicionamiento del guaymense, y otro expriista también podría estar en esa línea, Fermín Trujillo Fuentes, que podría ser el bueno por el PANAL. 

O sea que el PRI para todos tiene, incluidas las mañas del pasado que algunos utilizan para eludir sanciones, sin que aparezca nada en el horizonte que permita pronosticar acciones coercitivas de parte de la Fiscalía en Materia de Delitos Electorales a cargo de nuestro compa Daniel Núñez Santos y mucho menos de la instancia federal. 

Y eso ofrece un marco absoluto de impunidad que permite atrevimientos como el divulgado este fin de semana, en donde un militante de MORENA, con Tablet en ristre, barre una colonia ofreciendo servicios de actualización de la credencial de IFE, en una estrategia que creíamos ya eran parte de la prehistoria electoral de Sonora y que ya ni los del PRI o del PAN se atreverían a eso. 

Ricardo Bours Castelo

La cargada es evidente en favor del de Bavispe, quien bastante bien enterado de esos menesteres y tenebras, sabe perfectamente que para entrarle a una precampaña interna con exposición hacia la opinión pública, requiere de un patiño que le haga competencia y le sirva para desplegar protagonismos abiertos, que para encontrarlo, no creemos sea ningún problema, ya que si en algún partido sobran serviles abyectos actualmente, es en MORENA. 

Así las cosas, mientras algunos juniors del empresariado sonorense se van a la ciudad de México pastoreados por los operadores de MORENA en la entidad; mientras le lamen las verijas a Durazo Montaño para curarse en salud dadas las posibilidades de que sea el próximo gobernador, y mientras el alcalde de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal hace lo mismo, la matazón sigue y todos los días se sufren las consecuencias de la incompetencia de ese funcionario federal. 

Porque así es de su conveniencia, a Durazo le gusta insistir que el problema de la inseguridad debe mantenerse en el ámbito de la neutralidad política, pero tal blindaje resulta muy endeble precisamente por sus ambiciones políticas que no corresponden a la magnitud de su estruendoso fracaso para combatirla y las cifras y datos no dejan mentir, a pesar de las loas y propaganda que le dedique el presidente Andrés Manuel López Obrador. 

La batalla está en Sonora y contrario a ese activismo a distancia, acá El Borrego despliega estrategias de comunicación para analizar junto a actores económicos y sociales, la problemática de Sonora y los sonorenses con el fin de formular estrategias de solución, sin necesidad de cargadas ni sometimientos abyectos y mucho menos acudiendo presurosos en atención de imperante requerimiento.  

El Borrego en contacto con los sonorenses

Y lo hace desde su confinamiento, ya que hace unos días resultó positivo a la prueba Covid-19 y guarda todos los protocolos sanitarios, y por cierto, uno de sus más leales, Juan Pedro Robles también se infectó por ese méndigo virus y lucha por su vida en un hospital privado toda vez las complicaciones en el último par de días. Con el favor de Dios todo saldrá bien.   

De regreso a los avatares presidenciales, a como van las cosas, los de la 4T exigirán que ya no sólo la inseguridad pública se mantenga en los terrenos de la neutralidad política, si no que deberá incorporarse a dicho precepto el tema de la corrupción, toda vez que al paso de los meses se ha coinvertido en el lugar común en los entresijos de la administración lopezobradorista. 

Ocupado en perseguir y buscar corruptos entre sus adversarios, el presidente sufre de miopía cuando mira hacia adentro de su gabinete, de su familia y de su equipo cercano y así brotan como plaga evidencias irrefutables de la existencia de corruptos y se divulgan frecuentes incidentes que involucran a integrantes de su gabinete en actos de corrupción, a miembros de su familia y a él mismo. 

Juan Pedro Robles

A Eréndira Sandoval, Manuel Bartlett, Ana Gabriela Guevara, Pío López Obrador y a otros, ahora se suma Alejandro Esquer Verdugo, secretario particular del presidente, nativo de Cajeme, a quien Jaime Cárdenas Gracia, renunciado del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, señala como quien en compañía de su sucesor en dicha dependencia, Ernesto Prieto, sustraían bienes y valores sin hacer los registros a los que obliga la ley, con el argumento de que se necesitaban para la pandemia. 

Hace unos meses se dio a conocer que Carmelita, hija de Esquer Verdugo fue nombrada directora de Pemex Procurement International, división encargada de adquirir insumos para la empresa y la cual promedia mil 500 millones de pesos al año. 

La citada no tiene la menor experiencia en dicha materia, pero eso qué importa, porque el nombramiento fue expedido por Octavio Romero Oropeza, muy cercano a los afectos del presidente y amigo íntimo del influyente papá, lo cual sin duda es tráfico de influencias a lo que se agrega la sustracción de bienes del INDEP, incluso que ya se habían subastado. 

Como cereza del pastel está el caso de Yazmín Bolaños, a quien se le señala como prestanombre de Esquer Verdugo como favorecida con adjudicaciones directas de contratos por un valor acumulado de 60 millones de pesos como proveedora de la presidencia para efectos de la celebración de actos ceremoniales y eventos. 

Alejandro Esquer y su hija Carmelita

Del escrutinio de sus antecedentes no sobresale gran cosa de esa mujer a quien describen como de cuerpo robusto y mirada dura que siempre se desempeñó en modestísimos trabajos de oficina y sin ningún antecedente de actividad empresarial y que incluso vivió por varios años de ayudas del gobierno a través de becas y que anduvo del tingo al tango en diversos empleos menores. 

Pero la 4T hizo el milagro, porque sin una explicación razonable, fue contratada por la presidencia para proveer escenario, vallas, mesas, monitores, generadores de electricidad, audio, iluminación, micrófonos y sillas para el festejo del primer año como presidente de López Obrador, evento que fue denominado como “AMLO Fest”, en el zócalo capitalino. 

La señora Bolaños “vistió” y equipó de los enseres necesarios para uno de los informes del merolico de los pinos en abril pasado, trabajo por el que cobró 96 mil pesos, pero luego cobró 12 millones de pesos por organizar el pasado Grito de Independencia en soledad, cuando por la similar ceremonia el año pasado y con una multitud presente, cobró nueve millones de pesos. 

Lo curioso de su caso es que parece ser un fantasma, ya que se desconoce el lugar de su domicilio e incluso el domicilio fiscal de su empresa; no maneja redes sociales ni tiene registros empresariales ni fiscales, o sea, como si no existiera. 

Cheque sin fondos. No hay dinero para pagar premios de fraudulento sorteo

Y que bueno que no hubo particulares que resultaron favorecidos por el fraudulento sorteo del 15 de septiembre, porque de haberlo sido, no pudieran cobrar su premio de 20 millones de pesos, ya que la presunta garantía de pago no existe y los dos mil millones de pesos propagandizados por López Obrador para esos efectos se encuentran en el limbo legal. 

Es que esos recursos entregados por el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero son propiedad de Infonavit y dicho organismo los está reclamando para resarcir parte del daño patrimonial y el INDEP no pudo cobrar por no encuadrar en la figura legal que le permita hacer uso de ellos.  

Powered by WPeMatico

Comentarios