Дървен материал от www.emsien3.com

The best bookmaker bet365

The best bookmaker bet365

Menu

El Zancudo

Samuel Ocaña García se va a Morena

 

Reacciones encontradas suscitó el despacho de ayer, en el que se enlistan una serie de personajes que hoy forman filas en Morena, de reputación dudosa, de militancias ajenas y de probadas malas mañas a su paso por la administración estatal encabezada por Guillermo Padrés Elías.

 

No toda la militancia de Morena está de acuerdo con el acercamiento de esos personajes, aunque tampoco se mira claro cómo puedan cerrarles la puerta, toda vez que en su mayoría han sido contactados por el dirigente estatal Alfonso Durazo Montaño, hombre de todas las confianzas del Peje en Sonora y al que no le gusta ni tantito que le lleven la contraria.

 

En julio próximo, Andrés Manuel López Obrador estará en Sonora para firmar un acuerdo por la unidad en el que aparecen personajes como Ernesto Munró Palacio y “El Pollo” Castelo, entre otros panistas. Aparte se cuece el caso de Rodrigo Bours Castelo, que no tiene antecedentes como servidor público y sí una sólida trayectoria empresarial.

 

Y cáigase para atrás, morenaza lectora, pejelagarto lector, a las filas de Morena se sumará ni más ni menos que el ex gobernador Samuel Ocaña García, que tampoco puede echarse en el mismo costal de la morralla partidista que anda recolectando Alfonso Durazo, ya que el médico de Arivechi es acaso el ex gobernador que mejores recuerdos ha dejado en Sonora. Un hombre limpio, sencillo y honesto que se ve por las calles de Hermosillo caminando sin poses ni parafernalia de escoltas y cosas así. 

 

Pero bueno, Samuel Ocaña es un hombre que concita consensos y su prestigio está fuera de duda. Acaso es la mejor adquisición de Morena en estos días.  Los casos de padrecistas sí han suscitado un fuerte debate al interior del Consejo Estatal de Morena, pues hay quienes se oponen a su inclusión y buscan la manera de poner filtros que detengan la llegada de gente que podría restarle y no sumarle a su proyecto.

 

Hay oposición por ejemplo, a sumar a algunos priistas como Samuel Moreno Terán, con el que sí ha habido acercamientos, pero hasta donde se sabe no operará públicamente para el proyecto de Morena.

 

En unos días más, el Consejo de ese partido en Sonora dará a conocer un posicionamiento respecto a la suma de varios personajes de dudosa trayectoria, oponiéndose a la inclusión indiscriminada y sin filtros. Las bases, me aseguran, no permitirán que a Morena lleguen personas ligadas a casos de corrupción y malos gobiernos.

 

Y es que Morena, pese a mantenerse como puntero en las encuestas rumbo a 2018, no pasa por sus mejores momentos. El caso de la diputada Eva Cadena sorprendida en repetidas ocasiones recibiendo grandes cantidades de dinero para la campaña de Andrés Manuel los ha golpeado fuertemente.

 

Aunque a la veracruzana la hayan expulsado del partido y le retiraron la candidatura a la alcaldía que ya tenía en la mano, el efecto mediático ha sido severo. Eva Cadena venía, por cierto, de militar en el PAN y ese es uno de los temores de los morenistas sonorenses respecto a ciertos personajes que hoy buscan sumarse al proyecto.

 

Las cosas están así: Ernesto Munró y su equipo formarán parte de la estructura de Morena y trabajarán desde fuera.

 

Carolina Lara Moreno y su equipo apoyarán mediáticamente y eventualmente podrían afiliarse a Morena. Carolina podría ser candidata a diputada federal y, según sus cálculos, haría morder el polvo a cualquier candidato o candidata del PAN que le pusieran enfrente.

 

Manuel Villegas Rodríguez y su equipo apoyarán mediáticamente y trabajarán en la estructura.

 

Diana Karina Barreras, su esposo Sergio Gutiérrez Luna y su equipo están en pláticas muy avanzadas con Alfonso Durazo. Sergio quiere una candidatura externa para la actualmente regidora del PAN.

 

Rodrigo Bours Castelo y su equipo apoyarán a Morena desde fuera, y con él se está negociando una candidatura externa a la alcaldía de Cajeme.

 

Todos ellos firmarán el acuerdo de unidad en torno al proyecto morenista en Sonora, y también lo harán el actor Jesús “Choby” Ochoa  y el obispo de la diócesis de Nogales, José Leopoldo González González, así como el ex gobernador Samuel Ocaña García, que estará junto a López Obrador en la firma de este acuerdo.

 

Javier Alcaraz Ortega, sí, el mismísimo Chivo Alcaraz estuvo en pláticas con Morena, pero la dirigencia nacional lo rechazó por sus vínculos con Guillermo Padrés y su pésima fama pública.

 

En la suma, hay de todos: unos muy buenos, otros regulares y otros más francamente impresentables. Seguiremos informando.

 

II

 

Y a propósito de bandidos e impresentables, ayer se paseó por el salón Gobernadores el fantasma de Bernardo Campillo, el secretario de Salud del padrecismo, como sucede cada vez que se anuncian obras e inversiones en el sector salud, pues inmediatamente viene a la memoria el ex funcionario, cuyo destino se desconoce y la última vez fue visto, bastante nervioso y alicaído, en las instalaciones de la Fiscalía Especial Anticorrupción, donde se le sigue un juicio de voluminosos expedientes producto del atraco inmisericorde que perpetró contra el erario.

 

La llegada del doctor Gilberto Ungson a esa secretaría vino a oxigenar ese sector que también fue dejado en ruinas por el padrecismo rampante y poco a poco se comienzan a ver los cambios, sobre todo en materia de infraestructura hospitalaria en las áreas rural y urbana.

 

Ayer la gobernadora anunció una inversión de 350 millones de pesos en 29 obras de remodelación, ampliación, reconstrucción y equipamiento en nueve municipios.

 

Estas obras vendrán a beneficiar a casi medio millón de sonorenses. En resumen se trata de la rehabilitación de diez centros de salud en Hermosillo, cuatro en Cajeme y uno en San Miguel Horcasitas; la reconstrucción total de los centros de Salud de Empalme y Pótam y el Centro de Salud de Benito Juárez.

 

Además se construirá una Unidad de Hemato-Oncología Pediátrica y la Unidad de Trasplante de Medula Ósea en el Hospital Infantil, con una inversión de 10 millones de pesos. Y con una suma igual será remodelada y rehabilitada el área de Urgencias y Pabellones del hospital siquiátrico Cruz del Norte.

 

Otros 30 millones serán destinados al área de Urgencias, quirófanos y labor del Hospital Integral de la Mujer, y 146 millones más para las etapas finales de los hospitales de Moctezuma, Magdalena y Navojoa.

 

También será adquirido mobiliario y equipamiento para 13 centros de salud en Hermosillo y Cajeme. Están quedando atrás aquellos tiempos en que los pacientes se tiraban de las camillas para llamar la atención, según explicación del citado CamPillo.

 

También nos puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx