Дървен материал от www.emsien3.com

The best bookmaker bet365

The best bookmaker bet365

Menu

Claroscuro

El ejemplo mexicano

 

  

                                                      

 

 "La mejor barda que se pueda tener es crear oportunidades en México, para que la gente no se vaya” Carlos Slim Helú.

 

LO CLAROSCURO: Un funcionario de muy alto rango del gabinete ‘trumpista’, recién reconoció ante la prensa (sic) “los mexicanos –latinos- son personas con alto sentido de emprendedurismo. Son individuos muy trabajadores; constantes, que no se rinden buscando superarse. Son emprendedores por naturaleza…”.

Así, encontramos miles y miles de historias en cualquier parte del mundo. 

No será por apocados o por perezosos la razón de ser señalados con índice de culpabilidad como seamos reconocidos por cualquier sociedad del mundo.

‘El Güero Canelo’ (como lo refiere la agencia EFE); es uno de estos ejemplos que pululan. 

Comenzó en el ’93 con un carro de hot-dogs estilo Sonora en una de las calles de Tucson, Arizona (USA). 

Hoy, de 66 años, el Güero emplea a más de 150 personas en su cadena de restaurantes de comida mexicana, que forman parte de la industria de comida típica que generan ventas anuales por 783 millones de dólares anuales en aquél país.

Dicha industria (fast-food) es el sostén de 15 millones de personas en toda la unión americana y la mayor parte…sí, migrantes.

El secretario del Trabajo Alfonso Navarrete Prida, reconoce igualmente la capacidad e iniciativa de la mano de obra mexicana. 

Y como estímulo a los connacionales que han ido en busca de mejores horizontes -y obvio de ingresos- al vecino país del norte (que ven el inminente retorno a su país), propone la inclusión de éstos trabajadores en los corredores industriales apostados en distintas áreas de la geografía, que ahora adolecen del recurso humano con preparación e inventiva. Como sólo los mexicanos nos jactamos de ser. 

“Para que regresen a México (.) donde lo que nos está faltando es esa mano de obra. Entonces no va a ser un tema de estar a la defensiva con respecto a ver qué migrantes nos regresan; sino de regresar nuestra mano de obra a un país que está creciendo y que tiene mano de obra calificada. Y nuestros mexicanos seguramente querrán estar en el país en fábricas que producen lo mismo, hacen lo mismo y ganan más o menos igual” palabras de Navarrete.

Ya habíamos enunciado con anterioridad, que según la constante económica de México, el sector productivo debe generar al menos un millón de plazas de trabajo nuevas por año.

Si acaso es verdad lo que enuncia el secretario, y apoyado en la gran capacidad de ser proactivos como mano de obra, seguramente estaremos camino al resurgimiento económico mexicano.

Y de ahí desprende la duda.

Hasta donde se conoce, apenas se busca crear el escenario que propicie la generación de empleos suficientes que controlen la necesidad del mercado laboral.

Sabemos también que el fenómeno migratorio, no es exclusivo de los compatriotas mexicanos. Las expulsiones de migrantes que cada día tienen lugar en todos los puntos fronterizos a lo largo de los límites entre México y Estados Unidos. 

Donde haitianos, salvadoreños, guatemaltecos, ‘ticos’, ¡chinos! y cubanos se registran con inusual frecuencia.

México, como hermano mayor del bloque latinoamericano, hace su mejor esfuerzo y ratifica los tratados humanitarios que les prodiguen las condiciones de protección y salvaguarda de la integridad física de cada hermano de cada nación.

Pero…

Se conoce de manera extraoficial, el pretendido de hacer labor samaritana por parte de autoridades en el sentido de brindar las condiciones ¡laborales! A los cubanos varados en Nuevo Laredo, Tamaulipas. 

Entrañables afectos nos enlazan con los hermanos de la isla caribeña, que buscaron el sueño americano con la promesa de indulto que les ofrecían mediante el programa ‘pies mojados-pies descalzos’, que dejó de tener efecto.

Para mitigar el dolor de la deportación, se conoce que la Secretaría del trabajo de Tamaulipas, al encargo de Estela Chavira, junto al de Economía Estatal, buscaría acercarles un trabajo digno.

¿Y los de aquí? ¿Qué? ¿Que migren? Seguramente ya estamos con los puestos cubiertos y ya nos sobran trabajos para dar y repartir…

COLOFÓN: En fin. Si hay apoyos para más carros de hot dogs, haga de cuenta que no dijimos nada ¡Adelante, caballero!

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@deandaalejandro