Slider

Hasta la elección del 2018 pudo ser contra natura alianzas, coaliciones, frente y/o candidaturas comunes entre partidos políticos como el PRI, PAN y PRD, dadas las discrepancias ideológicas de fondo y de hecho el PRD fue víctima de tal incongruencia al ir con el PAN en la elección federal. 

Contrario el caso del PES, que ubicado en el polo opuesto de MORENA en el plano ideológico, fue favorecido con impensables posiciones al ser parte del a fin de cuentas nefasto triunvirato completado por el Partido del Trabajo, aunque no le alcanzó para mantener el registro, en el marco de una negociación donde ni los impulsores de esa alianza previeron el triunfo arrollador, con Andrés Manuel López Obrador cargando a cuestas a esas tres siglas. 

A la luz de los casi dos años del resultado de esa elección, debió ser mejor que se hubieran quedado en la chiquillada como siempre lo fueron, porque bajo las actuales condiciones pasarán como cómplices del mayor desastre de la historia en la vida institucional de este país, con todas sus consecuencias en materia social, política y económica. 

Como decíamos, ante los graves riesgos que enfrenta la nación y con el fin de que los correctivos se apliquen por la vía democrática, la oposición partidista de este país debe hacer una pausa en la aplicación de sus plataformas ideológicas que los distinguen y los hacen distintos y adversarios entre sí y privilegiar sus coincidencias, para articular una propuesta que en primera instancia arrebate ese peligroso manos libres que aplica la mayoría morenista en le legislatura federal. 

Jesús Zambrano 

En segunda instancia está por ejemplo el caso de Sonora, donde resulta imperativo evitar que la incompetencia en el gabinete federal como Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo Montaño la extrapole y la concentre en Sonora y que a ojo de buen cubero solo podría lograrse mediante la conformación de un frente amplio opositor al oficialismo morenista constituido por el PRI, PAN, PRD e incluso el MC, con acuerdos unitarios de facto con el Panal y el PES. 

Hay quienes confían en que ya sin López Obrador en la boleta y dado lo cerrado de los resultados en muchos municipios y distritos ahora en manos de MORENA, el desastre en la mayoría de los ayuntamientos de ese partido, así como la nulidad y el patético papel de sus diputados en el Congreso del Estado, junto a la catástrofe de la 4T a nivel federal, no se requiere de coalición, alianza ni frente común para que el agua vuelva a su nivel. 

Pero no hay que menospreciar la fuerza y el impacto de lo que se prospecta como una elección de estado la que se viene en el 2021, cuando ya se dan los perfilamientos de la servidumbre que se asoma en el Instituto Estatal Electoral, prácticamente ya convertido en una fea verruga de MORENA en Sonora, y el evidente corporativismo asistencialista que despliega la federación a través de sus programas sociales, así como la muy mejorada estrategia de cooptación al más viejo estilo priista. 

En este contexto, ya dio color el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano Grijalva al revelar que ya iniciaron las pláticas con representantes del PAN y del PRI para ir juntos a las contiendas por las gubernaturas, con la perspectiva de que dicho frente opositor permita al PRD retener Michoacán, el PRI a Sonora y Zacatecas y al PAN ganar en Nuevo León y mantener Nayarit y Querétaro, así como recuperar diputaciones federales y locales. 

Ernesto de Lucas

El de Empalme subrayó que junto a dichos partidos se han sumado acuerdos de cooperación política con distintas organizaciones civiles con el fin de conformar un Frente Amplio Opositor que permita “frenar a Morena y su avalancha conservadora que, con banderas de supuesta izquierda, ganó el 2018 y sigue haciendo de las suyas, sigue deteriorando la vida del país en lo político, económico, cultural, en todo a lo que le mete mano”, dijo. 

Sobre esa propuesta no sabemos, no tenemos idea de cuál sea el talante por rumbos de Ernesto de Luchas Hopkins, dirigente estatal del PRI y de quienes deciden los temas importantes en ese partido, porque se da el caso que no queda mucho tiempo para llevar a cabo una negociación tan importante, ya que tenemos entendido que el 23 de diciembre vence el término para el registro de coaliciones, y antes, el 15 de diciembre para que los partidos políticos presenten convenios de gobernador por coalición. 

Resulta muy importante la posición del PRI ante la propuesta de Zambrano Grijalva, toda vez que esas siglas obviamente están perfiladas para ser cabeza de esa coalición o alianza al disponer del espirante mejor posicionado y competitivo como lo es Ernesto Gándara Camou, muy por encima, de cualquiera de las propuestas del PAN o del PRD. 

Por cierto, al parecer “El Borrego” está por dejar el confinamiento y volver a la circulación luego de resultar negativas dos pruebas Covid-19, que si se confirma una tercera, santo remedio, aunque su sus días de aislamiento por recomendaciones sanitarias, no lo limitaron para mantener el diálogo circular con representantes de organismos y ciudadanos en lo particular vía plataformas virtuales. 

Kiko Munro

Respecto al PAN, insólita la postura de rechazo a cualquier alianza de Kiko Munro, quien desde la alcaldía de Puerto Peñasco anda correteando la posibilidad de ser candidato a la gubernatura y que sin aparecer ni siquiera en las encuestas articula anacrónico discurso como si no estuviera consciente que el blanquiazul es la tercera fuerza política de la entidad y que el mejor posicionado y muy lejos, es el expriista Antonio Astiazarán Gutiérrez. 

Anda acelerado el junior y su posicionamiento divulgado vía redes sociales lo hace ver con falta de realismo y con un discurso anacrónico que en todo caso correspondería emitir a su padre, el dirigente estatal de su partido, Ernesto Munro o a instancias formales de liderazgo en las que obviamente El Kiko no tiene mayor representación, más allá de ser hijo de su padre y alcalde de Puerto Peñasco.  

Por lo demás, luego de ser sacada de la congeladora legislativa, la iniciativa presentada por la diputada Yumiko Palomarez a su propuesta de ley para el matrimonio igualitario, no superó el trámite de comisiones, ya que en la sesión virtual llevada a cabo este miércoles, la mayoría de los integrantes de las comisiones de Igualdad de Género y de Justicia y Derechos Humanos votaron en contra, al conseguir el voto de seis representantes populares, uno menos de los requeridos. 

Dicho procedimiento puso en evidencia de nueva cuenta la fragilidad de la bancada de MORENA y que no todos sus integrantes marchan en una sola dirección como pretende su coordinadora Ernestina Castro Valenzuela y la liebre la brincó por donde menos lao esperaba, ya que el voto que faltó para que tal aberración fuera aprobada fue el del diputado Raúl Castelo Montaño, quien asistió a la sesión y a la hora de votar se tiró a perder. 

Raúl Castelo Montaño

Miren, debido a que son 14 diputadas y diputados quienes integran las comisiones citadas y como María Alicia Gaytán forma parte de ambas, así como Magdalena Uribe Peña, se requerían siete votos para la aprobación del dictamen y como la promovente no forma parte de ninguna de las dos, pues hubo cuentas mochas con un pollito haciendo una más de las suyas al darse a la fuga. 

A favor del dictamen que propiciaría la legitimidad ante la ley, la unión en matrimonio entre homosexuales en Sonora, votaron las citadas Gaytán y Uribe Peña, Leticia Calderón, Miguel Angel Chaira, Miroslava Luján y María Dolores del Río y en contra, Alejandra López Noriega, Eduardo Urbina, Luis Armando Alcalá, Francisco Javier Duarte y Carlos Navarrete, quien por cierto, en la sesión del martes, este último fue electo presidente de la legislatura para el mes de octubre. 

Pues habrá qué esperar las explicaciones del pollito Castelo por haber dejada colgada de la brocha a su compañera de bancada, argumentando quizás problemas de conectividad, aunque la verdad pudiera tratarse de una instrucción muy específica de parte del dirigente estatal de facto de su partido, Adolfo Salazar Razo, quien por su formación cristiana podría estar en contra de tal igualdad matrimonial. 

Para el anecdotario el posicionamiento en contra del matrimonio entre homosexuales de parte del diputado coordinador de la bancada del PES, Jesús Alonso Montes Piña, quien si bien no es parte de las comisiones dictaminadoras, como en todos esos casos, hay libertad para intervenir más no votan. Los detalles de su intervención nos los reservamos, pero coincidimos en términos generales. 

Francisco Arvayo

Y nos reportan que ya casi queda lista la sede de la campaña del candidato independiente a la gubernatura de Sonora, Francisco Arvayo Arellano, quien sin duda va muy en serio por el objetivo de relevar a la gobernadora Claudia Pavlovich el 13 de septiembre del 2021, aunque su principal preocupación y ocupación por ahora, debiera ser cumplir con los tiempos legales para obtener el reconocimiento de parte del IEES y así estar en condiciones de la recolecta de firmas de apoyo. 

Powered by WPeMatico

Comentarios