Slider

Hasta ahora no había ningún rastro de mayor información sobre este hecho, pero recientemente, arqueólogos de la Universidad de Halifa encontraron los restos de la iglesia situada en el lugar donde se habría dado es supuesto milagro por parte de Jesús.

Cuenta la Biblia que hubo una vez una mujer que mantenía un flujo de sangrado incesante durante 12 largos años, que ningún doctor ni medicina de la época pudo ayudarla ni decirle el mal que padecía. Frente a esto, la mujer había escuchado de los milagros de Jesús así que un día, se le acercó y tocó su manto, en ese instante quedó curada.

Los expertos creían que en la antigua ciudad de Banias, rebautizada como Cesarea de Filipo durante la vida de Jesús, se hallaría el buscado templo y efectivamente así fue.

Este lugar se encuentra en el país de Israel. Está localizada a medio camino entre Tel Aviv y Haifa, sobre la costa mediterránea israelí, cerca de la ciudad de Hadera.

Comentarios