Slider

El pasado 27 de noviembre se hizo llegar a medios de comunicación así como a autoridades gubernamentales una petición escrita por parte de la Tribu Yaqui.

En este se dice que solicitan dos millones de pesos por el motivo de que se está sustrayendo agua del Rio Yaqui, según ellos de su propiedad, esto para subsanar la falta de empleos y poca economía a favor después de estar con la situación de la pandemia.

Además, se pide apoyos para las mujeres indígenas ais como también un automóvil para la guardia tradicional Yaqui en el cual pueden ejercer sus rondines de vigilancia.

Diciendo que van a cerrar un ducto de rebombeo ubicado en el cerro del “boca abierta” afectando así a la comunidad de Empalme y Guaymas con falta del vital líquido.

Esperando reunirse con autoridades del Consejo Estatal del Agua para su pronta solución. Pero hasta ahora no se ha visto ningún acto de corte de agua de parte de los Yaquis ni acercamiento por la CEA.

Más bien al parecer fue opacado todo esto por la violencia ocasionada a choferes que no quisieron pagar en el cruce de la carretera por los poblados yaquis.

Comentarios