Slider

El hallazgo, publicado en la revista científica Science Advances, y obra de los investigadores liderados por Nataša Todorović, supone poder ir entre ambos planetas en varias décadas, en lugar de hacerlo en cientos de millones de años, gracias a estos nuevos caminos.

Los planetas tienen a su alrededor, en unas zonas muy específicas, estos pasillos derivados de la gravedad, que reciben el nombre de colectores espaciales, según explica Sciencealert.com. Tienen una forma parecida a unos arcos que poder atravesar.

Esto explicaría cómo los cometas y los asteroides se desplazan por el Sistema Solar, y también es una información muy útil para realizar misiones interplanetarias en el futuro. Aún queda por averiguar la ruta que pueda conectar los dos cinturones del sistema, el de asteroides entre Marte y Júpiter y el de Kuiper más allá de Neptuno.

Comentarios