Slider

Industrias y comercios cerrados, accidentes carreteros y la suspensión de actividades esenciales, como la vacunación, fue el saldo del apagón que se registró ayer en seis estados del país y afectó a cerca de cinco millones de usuarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), quienes además enfrentan los efectos de una tormenta invernal que en algunos lugares mantiene las temperaturas por debajo de los cero grados centígrados.

La interrupción del suministro de energía eléctrica comenzó ayer alrededor de las 7:45 de la mañana y se extendió por espacio de entre una hora y media a más de 11 horas en ciudades de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Chihuahua, Durango y Zacatecas.

Las principales afectaciones se vivieron en Nuevo León y Chihuahua donde el porcentaje de usuarios sin energía fue de 90 y 86 por ciento, respectivamente. Sin embargo, la situación en el primer estado se normalizó al cabo de unas horas, mientras que la mayoría de los chihuahuenses tuvieron que esperar casi todo el día para que les restablecieran el servicio.

Comentarios