Slider

Excelente escenario ofreció este martes para la cobertura informativa, que para efectos de mayor impacto, desde nuestro punto de vista se lo lleva la clase y forma como el alcalde de Hermosillo, Manuel Ignacio Acosta, mojó la pólvora a quienes se oponen a la modernización del alumbrado público, léase al PAN y a sus primos hermanos del Movimiento Ciudadano.

Luego está la intensa gira de trabajo que realizó la gobernadora Claudia Pavlovich para entregar pequeñas grandes obras de beneficio comunitario en San Pedro de la Cueva, Villa Pesqueira y Mazatán, de entregar la rehabilitación de la carretera que comunica a esas cabeceras municipales con Hermosillo, con una inversión en conjunto por alrededor de 140 millones de pesos.

A punto de partir a la gira de trabajo de la gobernadora, vimos pasar en parvada a la nomenclatura institucional del PAN en Sonora, que encabezada por el dirigente David Galván e integrada la bancada de ese partido en el Congreso del Estado y regidores del ayuntamiento de Hermosillo, se proponía a reventar una conferencia de prensa a la que había convocado desde un día anterior “El Maloro”.

Claudia Pavlovich

Por cierto, nos causó extrañeza que Javier Dagnino no estuviera acompañado por su ladrador perro, pero entendemos que lo dejó cuidando el plantón en la sede del Poder Legislativo, rusticidad que dicho sea de paso ya se deslindó oficialmente Luis Serrato, que aparte de eso, un gusto saludar a Florencio Díaz Armenta, de los panistas con los que aún se puede platicar.

Desde temprano estábamos enterados del sentido del posicionamiento que haría el munícipe capitalino, dato que obviamente desconocían los herederos políticos y de todo lo demás de Guillermo Padrés, porque vaya la forma en que se resolvió el diferendo y se amarra el apoyo del blanquiazul para que Hermosillo esté mejor iluminado sin ningún costo adicional para la comuna ni para el ciudadano, así como tampoco mayor endeudamiento.

Luis Serrato

Con simplemente firmar un compromiso donde ratifica por escrito lo que ha dicho un sinnúmero de ocasiones, el alcalde puso al dirigente del PAN y a su corte obligación de aceptar esos términos ante el riesgo de seguir exhibiéndose de tan fea forma ante los Hermosillenses, dejando de paso a María Dolores del Río y a su negocio denominado Movimiento Ciudadano sin el cuadro y si la estampa.

Como se sabe, la aprobación de la concesión del mantenimiento del alumbrado público a la empresa que gane la licitación respectiva, deberá ser trámite de cabildo antes de concluir este mes y en los números sobre los votos requeridos, hacía falta uno solo, trabuco que ya no lo es porque con la firma del compromiso público de que los hermosillenses disfrutarán de una ciudad bien iluminada sin que se le invierta ni un cinco de dinero público, sin contratación de nueva deuda y sin que se impacte el monto actual del llamado DAP en los recibos de la luz.

Y eso fue suficiente para que Galván y compañía se regresaran espichaditos a sus reductos, dejando en claro que ahora sí los regidores pitufos en el cabildo local pueden aprobar esa concesión sin el riesgo de ser tildados de traidores, tal como lo dejó establecido el mismo dirigente estatal en declaraciones a medios de comunicación.

Florencio Díaz Armenta

Miren, y no tenían para donde hacerse porque en el compromiso suscrito por el alcalde establece, que el programa de modernización y ampliación de la red de alumbrado público para, se pagará con el recurso que ingresa por concepto de Derecho de Alumbrado Público, y se garantiza que dicho propósito no irá, en ningún momento, en detrimento de algún otro, pues no serán afectados otros ingresos del municipio; no será deuda y no le costará más al ciudadano, ni se afectarán derechos de trabajadores de esa área de la comuna, además de tampoco implicar más costo para el ciudadano.

Tenemos la impresión de que “El Maloro” dio una demostración de nobleza política hacia los panistas buscando en primera instancia sacar adelante un proyecto que impactará de forma muy positiva la calidad de vida de los capitalinos, porque les dio una salida digna a una posición a todas luces irracional y revanchista por parte de quienes son corresponsables de una red de alumbrado público colapsada y que el rechazo a su rescate podría derivar en situaciones judiciales indeseables.

A fin de cuentas hubo acuerdo con los del PAN, quedando colgados de la brocha los del MC, quienes en estos días se han ocupado en plantear propuestas propias del aldeanismo político que padecen y una domesticidad cortoplacista muy preocupante.

Mientras nos dedicábamos a la reporteada de la gira de la gobernadora, nos manteníamos puntualmente al tanto de lo que ocurría y ocurrió en el Palacio municipal, atentos además a la cálida interlocución de la mandataria estatal con la gente de comunidades, que objetos del abandono gubernamental, ahora disfrutan de remozadas vialidades, plazas, centros de salud, escuelas e iglesias.

María Dolores del Río

A la gobernadora le encanta la interacción cercana con la gente su calidez en el diálogo y mensaje ya es tradicional en todos los actos públicos en comunidades como ocurrió este martes al entregar diversas obras de beneficio comunitario en Mazatán, Villa Pesqueira y San Pedro de la Cueva, que en lo que respecta a este reportero, lo mejor de todo es que ya quedó concluida la rehabilitación y rescate de la carretera que une a dichos municipios con Hermosillo, luego del desastroso estado que sufrimos en la campaña, cuando incluso el vehículo en el que nos transportábamos sufrió una ponchadura.

De muy buen pelo la mandataria que incluso viajó por buen rato en el camioncito que mueve a los representantes de medios de comunicación, en donde comentó de los retos que implica solventar observaciones de la Auditoría Superior de la Federación a la cuenta pública del 2015, que como bien se sabe, ocho meses 13 días correspondieron a la corrupta e incompetente gestión de Guillermo Padrés.

Para solventar las pocas observaciones sobre el ejercicio presupuestal en el último trimestre de ese año no deberá haber problemas y sin duda se hará antes de vencerse el plazo el 15 de marzo próximo, distinto el caso con las alrededor de las heredadas por el padrecismo que dejan dudas sobre el uso de más de 700 millones de pesos, con la aclaración de que a través de la contraloría del Estado se hace una gestión institucional para atender los requerimientos de la ASF, cuando seguramente quedarán muchos vacíos que derivarán en más acciones judiciales y administrativas contra Padrés y sus corruptos.

Como decíamos, excelente quedó la carretera y no por nada la sonrisa de oreja a oreja del titular de la SIDUR, Ricardo Martínez Terrazas y del titular de la Junta local de Caminos de Sonora, Alfredo Martínez Olivas, tocando buen cacho de gloria por las obras comunitarias bajo la responsabilidad de la CECOP, su titular Manuel de Jesús Bustamante, quienes quedaron bien con la gobernadora, pero mejor con los ciudadanos beneficiados, destacando el manejo del secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella. En su trato con los alcaldes de los municipios visitados.

Ricardo Martínez Terrazas

Como decíamos, estuvimos con un ojo al gato y otro al garabato y ya superado lo del rechazo panista a la modernización del alumbrado público, nuestra atención viró hacia el Congreso del Estado en donde se llevó a cabo la sesión de la legislatura sonorense y a la cual no fuimos y por supuesto agradecimos la invitación a la gira de la gobernadora porque así pudimos evitar ser objeto de las estupideces del alienado sujeto que culpa a los medios de comunicación de sus desequilibrios mentales.

A fin de cuentas se instrumentó un estricto operativo de protección para dar garantías y seguridad a todos quienes por cualquier razón acuden a la sede del Poder Legislativo Estatal, que incluyo incluso la presencia de un representante de la Comisión estatal de Derechos Humanos, lo cual no evitó por supuesto que el orate y otros de su calaña ejercieran hasta en exceso su libertad de expresión, esa que lo enloquece cuando es practicada por los profesionales de la comunicación.

Como se imaginarán, esa decena de sátrapas hicieron su tradicional zafarrancho a gritos e insultos, a pesar de que en el curso de la sesión se cumplieron sus exigencias de exhortar a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos para que se aumente el salario mínimo, así como también se aprobó otro exhorto a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a la SCT y a Capufe, para que elimine las casetas de cobro sobre la carretera de 4 carriles en territorio sonorense.

Hasta donde estamos enterados, las estupideces de ese grupúsculo pastoreado por el diputado Dagnino no afectaron la chamba de “colegos” y colegas de la reporteada, aunque sabemos que se tomaron medidas para evitar cercanías con los orates, sin que tengamos idea de hasta cuando el PAN permitirá que uno de sus cretinos siga haciendo de las suyas por esos rumbos.

Comentarios