Slider

En Guadalajara, donde un cliente compró la totalidad del inventario de whisky de una tienda de autoservicio, valiéndose de una omisión en los etiquetados que no limitan la cantidad de botellas que un solo cliente puede comprar.

El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield, explicó a los medios nacionales que en Guadalajara, en una tienda Soriana, se puso la promoción por El Buen Fin de tres botellas al precio de dos, sin limitarse la cantidad a vender por persona. Debido a esto un consumidor exigió que le vendieran todas las botellas que tenía la tienda en existencia, que sumó un total de 2 mil 340 botellas.

La Profeco tuvo que intervenir en esta compra porque la tienda no quería entregarle la cantidad de botellas que el consumidor quería comprar, finalmente con la intervención de la autoridad se concretó la venta.

La Procuraduría pidió a los comerciantes revisar las etiquetas, evitar errores y dar detalles sobre el número de piezas que se permitirá a cada consumidor comprar, es decir, si existen o no límites de compra, sobre todo en este periodo del nueve al 20 de noviembre en que se realiza El Buen Fin 2020.

Comentarios