Slider

Las autoridades sanitarias de Nueva Zelanda instaron a cien mil trabajadores de Auckland, ciudad en la que vive un tercio de la población del país, a quedarse en sus casas este viernes como consecuencia de un solo contagio local de Covid-19.

La alerta en el país oceánico, cuya mandataria Jacinda Ardern ha sido alabada internacionalmente por su respuesta ante la pandemia, se dio el jueves cuando las autoridades sanitarias informaron de que una joven de 20 años que había dado positivo en la prueba del coronavirus, había ido a trabajar a una tienda y visitado varios lugares del centro de la ciudad.

El viernes por la tarde, el ministro de Respuesta a la covid-19, Chris Hipkins, anunció que el análisis genético había determinado el origen del nuevo caso, con lo que se disiparon los temores en torno a un potencial nuevo confinamiento de los casi 1,7 millones de habitantes de Auckland al poder realizarse el rastreo.

Comentarios