Como los países nórdicos.

97
0
Slider

Alcanzar el mayor nivel posible de salud es definitivamente un derecho humano. Su logro es desigual entre las personas y grupos sociales en virtud de las condiciones socioeconómicas en que nacen y viven, pero propiciar que así sea, es una asunto de política publica. ¿Servicios de salud gratuitos como los países nórdicos? Nos falta mucho.

Históricamente, los pueblos indígenas de México se han encontrado en condiciones socioeconómicas que determinan un menor ejercicio de sus derechos. En nuestro país, 50% de la población indígena reside en localidades rurales y, de este porcentaje, 79% son pobres y 39% padecen de pobreza extrema. Los indicadores en salud de las poblaciones indígenas muestran la persistencia de brechas y rezagos. El Seguro Popular, cubría en gran parte la atención a población indígena ya que estaba diseñado a la atención de población abierta (sin seguridad social), cubriendo atención desde la orientación, cuidados preventivos, hasta la subrogación de insumos por mas de 50 mil pesos por derechohabiente. Todo eso desapareció a finales del año pasado. Algunos autores sugieren que estos rezagos se deben a factores culturales. Sin embargo, las cosmovisiones, idiomas o tradiciones indígenas no explican las desigualdades en salud. Las desigualdades son producto de formas de organización social que han subordinado a los pueblos indígenas. La estructura social estratificada se sustenta en sistemas de creencias e ideas que se manifiestan usualmente en prácticas de discriminación que se reproducen en todos los ámbitos de la vida, incluyendo el sistema de salud. El análisis de las condiciones de salud de estas poblaciones debe incluir el de estas estructuras de desigualdad y la manera de contrarrestarlas. Pero el estudio de sus condiciones de salud y las intervenciones para su atención han privilegiado un enfoque culturalista. Nos han prometido insumos, medicamentos, hospitales equipados y atención a la salud similar a la de los países nórdicos con un sistema de salud completo y gratuito, sin embargo sabemos que hay un largo trecho para tal declaración, hasta cierto punto irresponsable. La atención médica en los hospitales federales mexicanos a partir de este martes 1 de diciembre del 2020, será gratuita para toda la población, incluida la que no tenga ningún tipo de seguro médico, informó el subsecretario de Salud, ya que se publicó en el Diario Oficial de la Federación un acuerdo del secretario de Salud, que establece que los servicios de salud que otorgan las instituciones federales para personas no aseguradas, sean gratuitos. La atención gratuita fue un compromiso del presidente a decir por Gatell. La población sin seguridad social, que es más del 50 %, y tenía que pagar hasta este lunes unas “cuotas de recuperación” por atenderse en instituciones públicas. A decir del mismo, se analizaron los pormenores de los costos y las implicaciones administrativas que significaría el quitar las cuotas y se verificó que la recuperación que tienen los hospitales federales, incluidos los Institutos Nacionales de Salud, es una recuperación relativamente menor y en cambio para la persona que utiliza los servicios puede ser una barrera muy importante de acceso. 

Se escucha bien, ya que no hay ya un catálogo de servicios de cobertura y pretende que todo hospital de índole federal sea gratuito. ¿Dónde está el truco? Resulta que los hospitales federales son en su mayoría, los que tienen población derechohabiente o cautiva. Como IMSS e ISSSTE, que estos ya prestaban una atención gratuita; además de los institutos que en su mayoría se encuentran en el centro del país y no al alcance de la mayoría de la población, de provincia por mencionar un ejemplo. En un inicio se pidió a las entidades que se “prestara” o se “otorgara” la infraestructura hospitalaria para integrarse a la red INSABI, pero con los mismos o menos recursos que recibían anteriormente, algo verdaderamente incosteable. No sabemos si habrá presupuesto suficiente para los hospitales e institutos federales y si se contará con el personal y medicina necesarios. Por el momento, el dinero que entraba en los Institutos Nacionales de Salud vía cuotas de recuperación será cubierto por el gobierno federal, pero no dándoles más dinero, sino en especie. Es decir, se les surtirá de insumos y todo lo que requieran. Eso, en el papel, habrá que ver si es cierto.

Dr. César Álvarez Pacheco

cesar_ap@hotmail.com

@cesar_alvarezp

Huatabampo, Sonora.

Comentarios