Slider

El Instituto de Salud Pública de Chile (ISP) autorizó este miércoles el uso de emergencia de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer y BioNTech.

Chile se convierte así en el primer país sudamericano en aprobar la inoculación, que será aplicada a la población mayor de 16 años. En cambio, el ministro de salud argentino, Ginés González García, explicó que no pudo todavía cerrar un acuerdo similar con el laboratorio de EEUU y argumentó que “ellos cambiaron las condiciones”.

La decisión chilena fue tomada de manera unánime por un panel de 22 médicos de distintas especialidades y químicos farmacéuticos encargados de analizar los estudios y resultados de la vacuna de Pfizer.

“Esta comisión de expertos se pronuncia favorablemente a la solicitud de autorización de uso excepcional por urgencia sanitaria solicitada para la vacuna BNT 162b2 presentada por Laboratorio Pfizer”, dijo Caroline Weinstein, miembro del panel.

La “solicitud para autorización provisional”—como se llama en Chile la aprobación de de emergencia— es un mecanismo que está determinado en el artículo 99 del Código Sanitario y que se usa para cubrir una necesidad urgente de naturaleza colectiva, en este caso la necesidad de proteger a la población frente al covid-19.

Comentarios