Slider

El gobierno federal engañó sobre la gravedad del brote de COVID-19 en la Ciudad de México, tenía datos que debían haber provocado un cierre inmediato, pero mantuvo la ciudad abierta por dos semanas más, según un análisis del diario estadounidense The New York Times.

La Ciudad de México habría superado el umbral del semáforo rojo desde el 4 de diciembre, y apenas este 18 de diciembre el semáforo epidemiológico pasó de un estado de emergencia a rojo.

El medio refiere que el gobierno federal utilizó dos cifras más bajas que las reportadas públicamente al hacer el cálculo del color del semáforo para que no hubiera confinamiento.

En un documento del 4 de diciembre firmado por el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, que notificó a la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, sobre el cálculo del riesgo, el gobierno federal afirmó que solo el 45% de las camas de hospital con ventiladores estaban llenas.

Sin embargo, López-Gatell había informado públicamente que el 58% de las camas con ventilador estaban ocupadas.

Comentarios