Slider

La compañía Coca-Cola sigue el camino de otras corporaciones estadounidenses en un curso de formación en el que indica a sus empleados que traten de “ser menos blancos”, según denunció la psicóloga organizacional Karlyn Borysenko.

Esta activista difundió en Twitter imágenes que habría compartido uno de los trabajadores sobre esa actividad en línea titulada “Confrontando el racismo, con Robin DiAngelo” e impartida a través de la plataforma LinkedIn Learning.

DiAngelo, doctora en Educación Multicultural por la Universidad de Washington en Seattle (EE.UU.) en la que enseña, promueve la “justicia racial”, rastrea  y cobra hasta 30.000 dólares por una clase de 60 o 90 minutos, 35.000 por un seminario de dos horas y 40.000 por un evento de media jornada.

La educadora planteó “entender qué significa ser blanco, desafiar lo que significa ser racista” y explicó al personal de Coca-Cola qué debe hacer para “ser menos opresivo, ser menos arrogante, estar menos seguro, estar menos a la defensiva, ser menos ignorante, ser más humilde”, así como “escuchar, creer, romper con la apatía” y “romper con la solidaridad blanca”.

Comentarios