Hoy inicia la campaña de los sonorenses.-

179
0
[smartslider3 slider="3"]
Bernardo Elenes Habas

Hoy inicia la campaña de los sonorenses.- Tiempo en que la ciudadanía valorará a los candidatos que anhelan gobernar el terruño.- Pese a proclamas de ventaja por parte de algunos de ellos, los electores tienen cierto que empiezan desde cero.- Las familias esperan que sientan, vivan y vibren con raigambre cierta.

Bernardo Elenes Habas

Pese a autoproclamaciones de ventaja ante la conciencia de los sonorenses por algunos de los candidatos a gobernar el estado, la ciudadanía que no es humedecida con esas pasiones políticas, tiene cierto que hoy los abanderados de diferentes siglas y colores, comienzan desde cero sus campañas.

Es decir, desde ahora y hasta el 2 de junio, quienes aspiran a conducir los destinos de la entidad por seis años, buscarán a través de diferentes formas y medios poner ante el núcleo de las familias, sectores, organismos, sus proyectos encaminados a apuntalar el desarrollo de la entidad a partir del fortalecimiento de sus comunidades.

Los postulantes, sin duda, deberán considerar y no pasar por alto una regla de oro para construir los puentes que los conduzcan al sentimiento e inteligencia de la ciudadanía, ya que a pesar de lo que ellos proclamen y sea repetido por sus equipos, necesitarán sentir, vivir y vibrar como sonorenses. Porque la idiosincrasia de la gente de la sierra, los valles, desiertos, montañas, litorales, se fundamenta en la libertad, y miden a los demás para poder creer en ellos-sobre todo a los políticos-, a partir de esos valores.

Ernesto Gándara, Ricardo Bours, Alfonso Durazo, están en marcha. Y, aunque existen otros participantes, la percepción popular es muy clara, y en su agenda cívica sólo figuran los tres mencionados, porque tienen cierto que de esa terna saldrá el próximo gobernador.

Es claro que los trabajos de proselitismo que tendrán que realizar dichos personajes, estarán sujetos a las reglas y protocolos dictados por el IEE y las autoridades de salud debido a la pandemia. Sin grandes mítines como se acostumbraba, y sí utilizando las redes sociales, su facilidad de intercomunicación. Asimismo la alternativa de entrevistas y cobertura de fondo y forma sobre las actividades que desplieguen, donde las propuestas para engrandecer la entidad, atender las demandas de sectores, comunidades, ciudadanía en aspectos de seguridad, salud, empleo, educación, desarrollo empresarial y productivo, infraestructura, promoción y difusión de la cultura, entre otros temas que serán registrados y analizados por los electores, como  base que les permita configurar con certeza la decisión de su voto.

Ciertamente, los debates públicos se constituyen en puntos clave que permiten a los electores sopesar los valores humanos, intelectuales, culturales, capacidad discursiva y conocimiento de las entrañas de Sonora y la raigambre de quienes anhelan despachar desde Comonfort y Paliza por seis años; plataformas que deberían fortalecerse en tiempos de coronavirus, pero todo hace indicar que esos eventos sumamente necesarios ante la supresión de grandes reuniones, se verán restringidos.

Hoy, pues, inicia la campaña de los sonorenses. Más que de los candidatos.

La oportunidad que tiene el ciudadano de sopesar la hechura de quienes quieren gobernar la entidad.

Hoy, el hombre, la mujer con credencial de votar, tiene ante sí el compromiso, cuando reciba el mensaje directo o virtual de Ernesto Gándara, Ricardo Bours, Alfonso Durazo, no solamente de escucharlo y guardar silencio, sino cuestionarlos sobre ¿qué le han dado a los sonorenses para pedir a cambio su voto?

¿Cuál ha sido la semilla que echaron a la parcela colectiva del terruño, y si ésta se convirtió en espiga y dio frutos que beneficiaron a anteriores y presentes generaciones, y consecuentemente cómo reforzarán el futuro inmediato de una entidad que sabe y quiere seguir pensando y actuando a lo grande, sin ataduras ideológicas, manteniendo, por principio de cuentas su libertad?

Hoy, los candidatos comienzan a construir su verdad, y la ciudadanía a valorarla.

Le saludo, lector.

Comentarios