[smartslider3 slider="3"]

Un grupo de médicos rusos se quedaron dentro de un hospital en llamas para terminar una operación de corazón abierto y así salvar la vida del paciente.

El hospital es una construcción de la época zarista donde los médicos y enfermeros se quedaron dentro del quirófano mientras las llamas se extendían.

El equipo médico completó la operación a corazón abierto, después de que se desatara el incendio en el tejado mientras estaban operando.

Los bomberos, que tardaron más de dos horas en apagar el incendio en la ciudad de Blagovéshchensk, dijeron que usaron ventiladores para mantener el humo fuera del quirófano y colocaron un cable de alimentación para mantener el lugar con electricidad.

El grupo de ocho médicos y enfermeros completó la operación en dos horas, antes de trasladar al paciente a otro sitio, dijo el Ministerio de Emergencias.

“No podíamos hacer nada más. Teníamos que salvar al paciente. Lo hicimos todo al más alto nivel”, dijo el cirujano Valentin Filatov, sobre la operación de baipás cardíaco.

El ministerio dijo que 128 personas fueron evacuadas inmediatamente del hospital cuando se inició el incendio.

Comentarios