Slider

La ausencia o pérdida de pelo en las personas, conocida como alopecia es una secuala a largo plazo del COVID-19, según informó el doctor Rodrigo Roldán Marín, responsable de la Clínica de Oncodermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El académico de la UNAM señaló que como consecuencia de la fase aguda post-COVID, el 20% de pacientes ha referido caída de cabello, particularmente un tipo de alopecia que se conoce como efluvio telógeno.

“Puede presentarse de dos a cuatro meses posterior a la recuperación de la infección por el SARS-CoV-2”, apuntó

Al mostrar unas imágenes de pacientes que presentaron alopecia relacionada con la enfermedad de COVID-19, el doctor Roldán Marín indicó que se ha observado pérdida difusa de cabello y adelgazamiento del grosor del tallo del pelo, así como áreas donde los folículos quedan vacíos.

También explicó que algunos pacientes con efluvio telógeno como secuela del post-COVID-19 desarrollan una alopecia androgénica (calvicie común) que estaba en una fase inicial o temprana.

Comentarios