Crean nuevas herramientas CRISPR para ayudar a contener la transmisión de enfermedades de mosquitos

74
0
previous arrow
next arrow
Slider

El kit de herramientas de genética se dirige a los mosquitos Culex menos investigados, que transmiten el virus del Nilo Occidental y la malaria aviar

Desde el inicio de la revolución de la edición genética de CRISPR, los científicos han estado trabajando para aprovechar la tecnología en el desarrollo de impulsores genéticos que se dirigen a mosquitos que propagan patógenos como las especies Anopheles y Aedes, que propagan la malaria, el dengue y otras enfermedades potencialmente mortales.

En este sentido, se ha dedicado mucha menos ingeniería genética a los mosquitos del género Culex, que propagan enfermedades devastadoras derivadas del virus del Nilo Occidental, la principal causa de enfermedades transmitidas por mosquitos en los Estados Unidos continentales, así como de otros virus como el virus de la encefalitis japonesa (JEV) y el patógeno que causa la malaria aviar.

Por ello, ahora, los científicos de la Universidad de California en San Diego han desarrollado varias herramientas de edición genética que ayudan a allanar el camino hacia un eventual impulso genético diseñado para evitar que los mosquitos Culex propaguen enfermedades. Los impulsores genéticos están diseñados para difundir genes modificados, en este caso aquellos que inhabilitan la capacidad de transmitir patógenos, a través de la población silvestre objetivo.

Se trata de un “kit de herramientas” de expresión Cas9/ARN guía diseñado para mosquitos Culex

Concretamente, se trata de un “kit de herramientas” de expresión Cas9/ARN guía diseñado para mosquitos Culex. “Creemos que nuestro trabajo tendrá un gran impacto para los científicos que trabajan en la biología del vector de la enfermedad de Culex, ya que se necesitan profundamente nuevas herramientas genéticas en este campo”, ha declarado uno de los investigadores.

Si bien los mosquitos Culex son menos problemáticos en Estados Unidos, representan un riesgo mucho mayor para la salud en África y Asia, donde transmiten el gusano que causa la filariasis, una enfermedad que puede provocar una enfermedad debilitante crónica conocida como elefantiasis.

Además, los investigadores también han demostrado que sus herramientas podrían funcionar en otros insectos. “Estos ARNg modificados pueden aumentar el rendimiento del impulso genético en la mosca de la fruta y potencialmente podrían ofrecer mejores alternativas para futuros productos de impulso genético y de edición genética en otras especies”, han asegurado.

Fuente: consalud.es

Comentarios