Slider
Bernardo Elenes Habas

AMLO seduce a Sonora para Durazo.- Comenzó su proyecto destapando al de Bavispe y derramando bondades de la federación a favor de la entidad.- Le urge enganchar al terruño a la 4T, por sus recursos agropecuarios y el manejo futuro de su agua.

Bernardo Elenes Habas

Los mensajes fueron claros.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, no solamente puso de pie a Alfonso Durazo como contendiente por la gubernatura en el 2021, sino que inició campaña a su favor.

Durante su reciente visita a la entidad, delineo su estrategia: 1.- Sin rubor alguno ofertó ante la conciencia de los sonorenses desde Bavispe, la supuesta excelencia como servidor público de Alfonso. 2.- Subjetivamente tejió el escenario para sembrar la impresión ante propios y extraños de que la gobernadora Claudia Pavlovich es su colaboradora en todo, y no define, aunque pertenezca al PRI, oposición en el ámbito electoral ante el proyecto del actual secretario de Seguridad Federal. 3.- La exhibió públicamente con sus palabras lentas pero revestidas de intencionalidad política, como alguien que no representa peligro alguno de rebeldía, porque mantiene actitud mansa y manejable, no como los garañones gobernadores federalistas, quienes lo enfrentan sin demostrarle sumisión, como es el caso del chihuahuense Javier Corral Jurado.

AMLO puso en marcha ya su proyecto para ablandar al electorado sonorense. Comenzó a derivar recursos a favor de la entidad, inicialmente con los proyectos de las escuelas de béisbol en los estadios Héctor Espino de Hermosillo y Tomás Oroz Gaytán, de Cajeme, incluidas las obras de repavimentación en calles de la ciudad capital y en Obregón; el nacimiento de una universidad para el valle de Guaymas y Empalme.

Lógicamente serán notorios más proyectos en el transcurrir de los días, pero los sonorenses tendremos que admitir la realidad, no serán el fruto de gestiones de Claudia Pavlovich, ni de alcaldes y diputados, sino porque así conviene a los intereses, tiempos y circunstancias de la política manejada por el mandatario, a quien le urge enganchar a Sonora a la Cuarta Transformación para efectos agropecuarios, espacios cultivables, y principalmente el manejo futuro del factor agua.

No será fortuito que en unas semanas más esté de nuevo en el terruño el presidente, derramando las bondades económicas de la federación y quizás hasta enmendando los recortes presupuestales previstos para el 2021. Por supuesto, solamente mencionando a dos personajes en su discurso como lo hiciera en su gira durante los primeros días de octubre: Alfonso Durazo, “el excelente servidor público”, y la notoria colaboración institucional de Claudia Pavlovich.

Ahora más que nunca se descifra la personalidad del presidente. Es evidente su agresividad, aunque reitere que “la venganza no es su fuerte”, contra quienes lo contradicen y critican, como el caso del gobierno de Chihuahua y su representante. Y en contraparte, su maquillada bondad a favor de Sonora, entidad que está conquistando para su alfil Durazo Moreno, quien ya se mueve en las estructuras del corporativismo sonorense doblegando conciencias, para asegurar la “cargada” a su favor.

Aunque falta algo fundamental. La decisión de una gran mayoría de ciudadanos que no son sumisos ni fanáticos, quienes darían la sorpresa el 6 de junio de 2021.

Le saludo, lector.

Comentarios