Slider

Margaret Keenan se convirtió en la primera persona a quien se le suministró la dosis de la pócima de Pfizer y BioNTech para combatir el coronavirus que provoca la enfermedad COVID-19.

La campaña de vacunación en Inglaterra comenzo con los adultos mayores y de más gente bulnerable, y fue en el hogar de ancianos en el que vive en Coventry, Reino Unido.

Las primeras personas contactadas por los servicios sanitarios tuvieron cita en este día bautizado por el ministro de Sanidad, Matt Hancock, como “día V”, de vacuna… o de victoria. Y desde primera hora de la mañana la expectación mediática se preveía muy fuerte para esta primicia en un país occidental.

Cincuenta hospitales recibieron en los últimos días las primeras 800.000 dosis de la vacuna desarrollada por Pfizer/BioNTech, la única autorizada por ahora en el Reino Unido, llegadas desde sus laboratorios en Bélgica.

Comentarios