Slider

El papa Francisco acudió temprano la mañana de este martes a la Plaza España ubicada en el centro de Roma, donde rindió un homenaje privado a la Inmaculada Concepción, ya que a causa de la pandemia este año no se celebra el tradicional acto multitudinario.

En las fotos que han realizado los pocos periodistas presentes, se observa al Papa con un paraguas negro que lo protege de la intensa lluvia rezando ante la imagen de la Virgen de la Inmaculada situada ante la embajada de España ante la Santa Sede.

Pocos minutos después, Francisco salió de la plaza de España y se dirigió a la basílica de Santa María la Mayor, donde también rezó ante el icono de Nuestra Señora de las Nieves (Maria Salus Popoli Romani) y celebró misa en la capilla de la Natividad, antes de regresar al Vaticano, agregó el portavoz.

El Vaticano había anunciado anteriormente que este 8 de diciembre el papa no acudiría, debido a la pandemia, al tradicional homenaje a la Inmaculada en la Plaza de España, uno de los eventos religiosos más populares entre los romanos, y que en cambio haría “un acto de devoción privada, pero no fue así.

Comentarios