Slider

D’Kodia Laine, una estudiante de comunicación en Canberra (Australia), de 23 años, decidió tatuarse ambas manos para poner fin a su viejo problema: no ser capaz de diferenciar la derecha de la izquierda. Laine recurrió a los servicios de Lauren Winzer, una tatuadora del reconocido estudio Hunter & Fox, quien dibujo este miércoles las letras ‘L’ (‘left’, izquierda) y ‘R’ (‘right’, derecha) en las respectivas manos de su clienta, informa Daily Mail Australia.

“¡No solo son lindos los tatuajes, sino que también pueden ser súper funcionales! Buena suerte para cada vez que necesites orientarte, estoy feliz de ayudar a que te guíes”, escribió la tatuadora Winzer en su cuenta de Instagram al postear una foto con su obra.

Antes, muchos de los amigos de Laine se burlaban de ella, ya que siempre le costaba ubicarse entre la izquierda y la derecha. “Mis amigos bromeaban sobre lo tonto que resulta que un adulto tenga que hacer la forma de una ‘L’ con las manos para diferenciar una de otra”, recuerda la estudiante.

Comentarios