Este chuletón ha sido impreso en 3D usando células de vaca

127
0
Slider

Aleph Farms, una empresa de comida de origen israelí, y Technion (Israel Institute of Technology) aseguran haber creado el “primer chuletón sin sacrificio, utilizando tecnología de bioimpresión tridimensional y componentes naturales de la carne”. En otras palabras, el filete que hay sobre estas líneas ha sido creado imprimiendo células de vacas reales (sin ingeniería genética, afirman desde las empresa) en tres dimensiones, por lo que no ha sido necesario sacrificar a ningún animal.

Según la empresa israelí, su tecnología de bioimpresión en 3D consiste en imprimir células vivas reales que luego se incuban para “crecer, diferenciarse e interactuar”, con el fin de conseguir “la textura y cualidades de un filete real”. Mediante un sistema propio similar a la vascularización, el filete consigue la perfusión de nutrientes a través del tejido y “otorga al chuletón una forma y estructura similares a la de su forma nativa, tal y como se encuentra en el ganado antes y durante la cocción”, apunta Aleph Farms.

Aplicable a cualquier filete

La compañía ya consiguió en 2018 cultivar un filete desde cero, pero no con esta técnica. No obstante, Aleph Farms explica que este chuletón es una prueba de concepto, por lo que todavía no parece ser un producto listo para su comercialización. Sin embargo, gracias a esta técnica de bioimpresión en 3D afirman tener la “habilidad para producir cualquier tipo de filete”, por lo que ya están planeando expandir su catálogo.

El chuletón tiene un grosor superior al filete de 2018 e incorpora músculos y grasas “similares a los de su homólogo sacrificado”. También aseguran desde la empresa que cuenta con los mismos atributos organolépticos. Eso sí, la empresa no se han pronunciado al respecto del sabor, que era uno de los aspectos a mejorar de su creación de 2018.

“Con la realización de este hito, hemos roto las barreras para introducir nuevos niveles de variedad en los cortes de carne cultivada que ahora podemos producir. Cuando miramos al futuro de la bioimpresión en 3D, las oportunidades son infinitas”, afirma Shulamit Levenberg, cofundadora de Aleph Farms y profesora de Technion. De hecho, Aleph Farms ya ha demostrado las posibilidades de su tecnología imprimiendo carne en el espacio.

No es la primera vez que oímos hablar de esta tecnología. Ya en 2013 Modern Meadows explicaba las ventajas de la impresión de carne a partir de tejidos celulares extraídos de vacas o cerdos. Por aquellos entonces, su CEO dijo haber probado varios prototipos de carne impresa a la plancha y que su sabor era reconocible, aunque quedaba trabajo por delante.

Sea como fuere, no es un secreto que las empresas de comida están buscando alternativas sostenibles a la carne animal. Ya es frecuente encontrar en los restaurantes de comida rápida hamburguesas de origen vegetal y hasta hemos visto en alguna que otra ocasión filetes veganos impresos en 3D.

Fuente: xataka.com

Comentarios