Slider

Ante las insólitas heladas que han congelado Texas, voluntarios han rescatado casi cinco mil tortugas para poder trasladarlas a un refugió en donde estarán resguardándose del gélido ambiente.

Para poder atender a las especies marinas se acondicionó un centro de convenciones en Texas en donde se busca que las tortugas no estén tan expuestas a las bajas temperaturas que ha causado, entre otras cosas, cortes en la energía eléctrica.

Se espera que este centro de resguardo de tortugas esté en funcionamiento mientras el crudo invierno termina de azotar al estado que decretó el paro de exportación de gas natural afectando a millones de personas no solo en Estados Unidos.

Una vez que la calidez acostumbrada regrese al ambiente las tortugas rescatadas volverán a su habitad natural.

Comentarios