[smartslider3 slider="3"]

De acuerdo con Erika Villavicencio Ayub, investigadora de la Facultad de Psicología de la UNAM, la adicción a internet aparece cuando se incrementa sin control el uso de dispositivos o el acceso a la red. Si no se está “conectado” la mayor parte del tiempo y en cualquier lugar se manifiesta cierta ansiedad.

Para saber si tu hijo es adicto a internet, existen señales significativas que se pueden identificar en los menores:

  • Aislamiento de la familia: cuando los menores cuentan con un dispositivo personal y se la pasan la mayor parte del tiempo en su cuarto sin convivir con el resto de la familia.
  • Cambios en la rutina y aficiones: Con el aislamiento ante la pandemia es posible que los menores sustituyan aficiones por pasar más tiempo conectados, por lo que hay que definir tiempos de uso y rutinas para que no pasen demasiado tiempo en internet.
  • Alteración del sueño: los menores pueden tener un smartphone en la cama y chatear o jugar hasta altas horas, si un menor duerme menos de 7 horas comienza a tener alteraciones en el crecimiento y desarrollo.
  • Bajo desempeño escolar: la adicción a internet afecta el tiempo de estudio de los hijos; estudios señalan que los jóvenes que utilizan internet de forma adictiva tienen mayor riesgo de empeorar su rendimiento escolar.
  • Cambios de humor y en las relaciones sociales: el abuso de internet puede generar cambios de humor repentinos e irritabilidad, en especial cuando no se encuentran conectados.
  • Estrés cuando “no hay internet”: como toda adicción, la dependencia a estar en la red genera su particular síndrome de abstinencia, ya que los menores comienzan a sentir estrés si no se conectan.
  • Ansiedad y depresión: un estudio de la Royal Society for Public Health de Gran Bretaña señala que los casos de ansiedad y depresión entre niños y adolescentes han aumentado un 70% en los últimos años por el abuso de internet.
Comentarios