Estrategias y perspectivas.

131
0
previous arrow
next arrow
Slider

Estrategias y perspectivas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la comunicación en salud abarca el estudio y el uso de estrategias de comunicación para informar e influenciar decisiones individuales y comunitarias que mejoren la salud. Este tipo de comunicación es reconocida como un elemento necesario en los esfuerzos para mejorar la salud pública e individual. Se le considera un tema estratégico para optimizar las acciones encaminadas a lograr una utilización racional de la oferta de servicios de salud y mejorar la eficiencia y efectividad de los programas dirigidos a la prevención de enfermedad y promoción de la salud. ¿Qué estrategias implementarán los funcionarios que están por venir? ¿Qué estrategias tendrá el nuevo gobierno del estado? ¿Qué estrategias tendrán los gobiernos municipales?

Sin duda el tema de la salud pública debe de estar en la agenda y en los ejes rectores de los que llevarán las riendas en Sonora; es donde se tienen que preguntar ¿Qué se hizo? O ¿Qué se dejó de hacer? Para poder llevar a cabo estrategias de mejora ya que posterior a una pandemia como la que vivimos, la salud y las medidas ya no podrán ser las mismas, es decir, tendremos que aprender a vivir con una “nueva normalidad”. Cuando la pandemia llegó, las autoridades educativas del país, federales y estatales literalmente salieron corriendo a sus casas y dejaron botadas y en el abandono las escuelas públicas. Sí, se trata de un descuido que va desde el nivel más alto de la Secretaría de Educación Pública hasta los directores de las escuelas, incluyendo sus respetivos sindicatos. Como sea, no es posible que en las escuelas privadas todo esté en orden y que las públicas hayan tenido retrocesos en su infraestructura que hacen inviable el retorno a clases en los planteles. Hay escuelas que no están en condiciones de regresar a las clases presenciales porque no tienen agua para los baños, fueron vandalizadas y les falta lo mínimo indispensable para poder operar. Ojalá que para el siguiente ciclo escolar los encargados de la educación, estén mejor preparados y no avienten a los maestros a dar clases sin las medidas de seguridad sanitarias que se requieren, porque eso de que cada alumno limpie su lugar y cada maestro vea cómo distribuye a sus alumnos para que no estén cerca unos a otros, cuando no se cuenta con suficientes espacios, no es el mejor plan para prevenir los contagios. Deberá, implementar estrategias innovadoras que garanticen la salud tanto de alumnos como de maestros debido al peligro inminente de contagio por enfermedades de tipo viral como el COVID19, enfermedades de temporada como las diarreas y las atribuidas al calor y las que surgen como los accidentes de diversa índole que no son menos comunes. Sin duda una adecuada comunicación inter institucional deberá permear en el nuevo gobierno que está por venir, los gobiernos municipales, supongo deberán contar con un amplio conocimiento de procesos administrativos que ayuden y promuevan la colaboración y trabajo en equipo que impacten positivamente la salud de los alumnos en Sonora. 

En este sentido, la comunicación social se constituye como un eficaz mecanismo de difusión y fijación de mensajes que promueven el bienestar físico, mental y social. La transmisión de información con fines persuasivos se plantea como una potente herramienta cuyo fin es comunicar para educar en salud. En términos de la OMS, el objetivo de la comunicación social siempre es: “proporcionar información, recomendaciones y orientación a las instancias decisorias (los principales destinatarios) para inducir la adopción de medidas que protejan la salud de las personas, las familias, las comunidades y los países”. Además, las estrategias de prevención de enfermedades representan un reto para los estudios concernientes a las teorías y modelos que tratan de explicar de forma simplificada los elementos inmersos en un proceso de comunicación en salud. Los retos que están por asumir los nuevos funcionarios, no son menores, la población tiene expectativas altas e inquietudes por la nueva normalidad, cada funcionario específicamente los de salud, deberán estar empapados en procesos y funciones sobre todo ahora que “tod@s” hablan el mismo idioma. Veamos pues.

Dr. César Álvarez Pacheco

cesar_ap@hotmail.com

@cesar_alvarezp

Huatabampo, Sonora.

Comentarios