previous arrow
next arrow
Slider

Ante las altas temperaturas que registra Dubái, se tomó una innovadora decisión: provocar lluvias gracias a la ciencia y a los drones. Con la técnica se ha logrado que comience a caer el agua del cielo de manera mesurada a fuerte, con lo que el termómetro ha logrado una estabilidad.

En aquella zona de los Emiratos Árabes Unidos se llegaron a registrar temperaturas que ascendían hasta los 50 grados, por lo que decidieron “sembrar” la lluvia para apaciguar el inclemente clima.

La ciudad de Dubái y sus habitantes se han caracterizado por un nivel de vida económicamente alto, así como grandes y lujosos avances en materia tecnológica, mismos que se han utilizado para combatir las inclemencias del tiempo.

El proyecto dio resultados, pues tanto Dubái como otras ciudades de los Emiratos Árabes Unidos registran temperaturas máximas de 41 grados.

Desde 2017 se han invertido cerca de 15 millones de dólares destinados a proyectos que sean capaces de solucionar el calor que registra la zona.

Los estudios para provocar lluvia en los Emiratos Árabes Unidos son realizados por  investigadores de la Universidad de Reading, con lo que se busca tener una solución para la escasez de precipitaciones.  

En esta ocasión, Emiratos Árabes Unidos logró que hubiera precipitaciones, mismas que llegaron a ser peligrosas, pues el desagüe se vio rebasado por la cantidad de agua.

Aunque la “siembra” de lluvia no es una actividad exclusiva de la zona de Dubái, apoyarse de drones sí lo es, pues generalmente se utilizan aeronaves tripuladas por personas que lanzan químicos para causar las precipitaciones.

Comentarios