Descubren por qué los dientes de las hormigas son tan afilados

93
0
previous arrow
next arrow
Slider

Los insectos y otras criaturas pequeñas pueden usar zinc para afilar sus dentaduras

Un grupo de investigadores del Laboratorio Nacional del Noroeste del Pacífico (PNNL por sus siglas en inglés) descubrieron por qué algunas criaturas pequeñas como las hormigas pueden cortar, perforar y picar con sus dientes con absoluta facilidad a pesar de su tamaño.

El estudio publicado en la revista Nature Scientific Reports, citado en el sitio SlashGear y elaborado por los científicos del PNNL del Departamento de Energía de Estados Unidos, con la colaboración de un equipo de investigación de la Universidad de Oregon, revela que las hormigas, los gusanos, las arañas, entre otros, pueden potenciar sus dientes con el uso del zinc.

Los investigadores utilizaron imágenes a escala atómica para revelar cómo estos insectos afilan sus dientes y otras partes, llamadas en el informe como “herramientas”. Los vistazos detallan cómo están dispuestos los átomos individuales de zinc en los dientes de las hormigas para maximizar la eficiencia de corte.

Las hormigas tienen dientes conocidos como “dientes mandibulares” que se encuentran en la parte exterior de la boca. Esos dientes están hechos de un material que une fuertemente átomos individuales de zinc en su construcción.

Más del 8% del peso los dientes de las hormigas son de zinc

Los científicos descubrieron que más del 8% del peso de los dientes es zinc. Los investigadores utilizaron una técnica de microscopio especial llamada tomografía con sonda atómica, la cual aprovecha un microscopio de haz de iones para extraer una pequeña muestra de la punta del diente.

Luego, se tomaron imágenes de la muestra mediante tomografía con sonda atómica, lo que permitió al equipo identificar cómo estaban dispuestos los átomos individuales en la punta del diente.

La conclusión del experto en tomografía con sonda atómica, Arun Devaraj, Robert Schofield, el director de la investigación y representante de la Universidad de Oregon y el pasante de doctorado Xiaoyue Wang fue que el zinc se distribuía uniformemente en el diente, lo que fue una sorpresa para ellos porque esperaban que el zinc se presentara en nano-nódulos.

Que los dientes de las hormigas sean extremadamente filosos les permite utilizar el 60% de la fuerza que requerirían si su dentadura tuviera propiedades similares a la de los dientes humanos.

Schofield llamó el uso de zinc por las hormigas para sus dientes como “truco biológico” y dijo que los ingenieros pueden aprender de él.

“La dureza de los dientes de las hormigas, por ejemplo, aumenta de aproximadamente la dureza del plástico a la dureza del aluminio cuando se agrega zinc. Si bien hay materiales de ingeniería mucho más duros, a menudo son más frágiles, por lo que la combinación de lo filoso con lo duro es ideal para los insectos”.

Fuente: fayerwayer.com

Comentarios