Slider

FUE LOCALIZADA CERCA DE ENSENADA POR LA FISCALÍA DE JUSTICIA DE SONORA, EN COLABORACIÓN CON LA FGJE DE BAJA CALIFORNIA; LUEGO DE MANEJAR SU VEHÍCULO POR CASI MIL 300 KILÓMETROS Y EXTRAVIARSE

• Fue ubicada en el Valle de la Trinidad, Ensenada, cuatro días después de salir de su domicilio en Huatabampo a bordo de su automóvil.

• Salió el pasado domingo 31 de mayo por la mañana de su domicilio y después de comunicarse con su hija empezaron a sospechar que estaba desorientada, al notarlo y saber de su ubicación, interpusieron la denuncia ante el Agente del Ministerio Público.

• De inmediato se formalizó la colaboración con le Fiscalía de Baja California, quienes una vez localizada, sana y salva, trasladaron a “Mamá Rosa”, de 63 años de edad, al Puerto San Luis, límite con Sonora, a disposición de agentes AMIC.

• Arribó a Hermosillo el viernes 5 de junio, donde se dio se el emotivo reencuentro con una de sus hijas en las oficinas del Agente del Ministerio Público, para que regresara a su casa, al lado de su familia.

Hermosillo, Sonora, junio 7 de 2020.- Un viaje en automóvil de mil 229 kilómetros mantuvo a una familia sonorense desesperada, pero con la esperanza de tener a la conductora de regreso en casa, luego de la ayuda otorgada por personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE).

“Rosa”, de 63 años, siempre mantuvo contacto con sus hijas vía telefónica, pero desorientada al no precisar dónde estaba, había salido de su vivienda, Huatabampo, a bordo de su vehículo. Fue localizada cerca de Ensenada, Baja California, luego de cuatro días.

Gracias al trabajo de investigación de elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), coordinados por el Agente del Ministerio Público y la Fiscal de Sonora, Claudia Indira Contreras Córdova, la señora fue ubicada sana y salva.

Se realizó un trabajo de búsqueda por la FGJE en Sonora, además, se contactó a personal de la Fiscalía General de Justicia de Baja California quienes colaboraron en contactar a “Mama Rosa”, luego de ser encontrada en Valle de la Trinidad, Ensenada, cuatro días después de su partida.

Alrededor de las 08:00 horas del pasado 31 de mayo, la señora salió de su casa en su vehículo Hyundai Elantra 2011, no pareció extraño a su hija con quien vive, ya que acostumbra a hacerlo para visitar a familiares en Ciudad Obregón y regresa a los días.

Le pareció extraño que no se reportara, por lo que el 1 de junio le marcaron a su teléfono celular, alrededor de las 18:00 horas, contestando que iba a Tijuana, Baja California, a ver a otros familiares, lo que también pareció normal.

Empezaron las sospechas para su hija, cuando “Rosa” le marcó a uno de sus nietos el 2 de junio, entre las 16:00 y 17:00 horas, para preguntarle dónde estaba, pero de repente colgó y no dijo más. Aunque pensaban que ya estaba en Tijuana, a donde nunca llegó.

La preocupación se hizo latente, ya que el miércoles 3 de junio, la señora marcó a su hija alrededor de las 04:00 horas, diciendo que estaba afuera de la casa en el Sur de Sonora, que le abriera la puerta porque tenía mucho frío.

La hija salió y no vio a nadie, le regresa la llama a su madre e insiste que esta afuera, pero no lo estaba, por lo que la joven contacta a una hermana, Paola, en Hermosillo para explicarle la situación y rápido se pone en contacto con “Rosa”.

Ahora cambió la respuesta, la conductora mencionó que estaba en la escuela de su nieta, “donde había un tejabán”, por lo que Paola salió a las instituciones cercanas de inmediato en su búsqueda, pero no la encontró.

Contactaron a la familia de Tijuana, pero respondieron que nunca llegó, por lo que acudió la hija al Agente del Ministerio Público de Huatabampo a interponer la denuncia el mismo 3 de junio, y de inmediato se activó la búsqueda.

En Hermosillo, Paola acudió a la AMIC, de inmediato se formalizó la coordinación entre personal de la Fiscalía de Justicia de Sonora con la de Baja California, trabajo que dio resultado al ser localizada “Rosa” sana y a salvo en Valle de la Trinidad, Ensenada, a mil 229 kilómetros de Huatabampo.

“Se desorientó, no sabemos cómo llegó hasta allá, porque nunca había ido a Valle de la Trinidad… Reportamos a las autoridades y empezaron a hacer su trabajo y atendernos. Tuvimos la ayuda de muchas personas y se agradece, que ya la vamos a tener de vuelta al lado de nosotros”, reconoció Paola, la hija de “María.”

“Mucha emoción saber de ella, saber que va a estar con nosotros y que está mejor, que físicamente se ve bien, pues pero ya está bien, bien gracias Dios. Hoy la vamos a ver, con el favor de Dios, vamos a tenerla de regreso”, dijo sollozando la hija.

Elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) recogieron a “María” en el límite con Baja California, en Puerto San Luis, de ahí hicieron el traslado a Hermosillo, donde ya la esperada su hija con ansías, luego de dos días de desesperación.

Ante el Ministerio Público, la señora arribó cerca de las 19:00 horas del pasado viernes 5 de junio, donde se dio el emotivo encuentro madre-hija y donde ambas se fusionaron en un amoroso y cálido abrazo.

“Fue un momento, qué te puedo decir, largo, desesperado, fueron dos días nada más, muy desesperantes… (hay que) cuidarla y protegerla y no dejarla nunca sola, seguir con ella a dónde vaya, seguir sus pasos”, dijo la emocionada hija.

Comentarios