Slider

Los incendios en el Amazonas continúan arrasando en niveles altos en Brasil por segundo año consecutivo. Esto genera preocupación entre los científicos de que la destrucción de la selva tropical podría eventualmente llegar a un punto sin retorno.

Desde que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, asumió el cargo, las medidas gubernamentales para frenar los incendios ilegales en el Amazonas han mostrado poco impacto. Las llamas y la deforestación borran vastas extensiones de la selva tropical más grande del mundo.

La mayoría de los incendios en el Amazonas son provocados por acaparadores de tierras y ganaderos salvajes. Estos buscan transformar partes de la selva tropical en sus propias empresas agrícolas lucrativas.

Comentarios