Slider

A través de una carta aprobada por el papa publicada este martes, el Vaticano reafirmó su posición en contra de la eutanasia, a la que calificó como “un crimen contra la vida humana”, y acusó a quienes aprueban las leyes que regulan esta práctica como “cómplices de un grave pecado”.

Del mismo modo, el documento destaca que “la eutanasia y el suicidio asistido son siempre un fracaso de quienes los teorizan, de quienes los deciden y de quienes los practican”, y asegura que “ninguna autoridad puede legítimamente imponerlo ni permitirlo”.

Comentarios