Slider

Mientras uno de los testigos conversaba con los funcionarios policiales, el minino se encargaba de que el detenido no se moviera de donde estaba.

Esto en Brasil, lugar donde este gatito mostró una gran habilidad para mantener tranquilo y en calma al detenido, que normalmente tiende a moverse mucho buscando escapar o zafarse del trabajo policial.

Comentarios