Slider

Sería interesante conocer la opinión de la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas, respecto a la veracidad o no de la reunión que sostuvo en el restaurant La Siesta con Roberto Romero, Miguel Sesma, Vicente Sagrestano y Javier Neblina, con el propósito de formular una estrategia para descarrilar posible alianza entre el PRI y el PAN en la próxima elección por la gubernatura. 

Incluso, se cita que la munícipe capitalina y excompañera de partido de los citados fue la convocante a dicho cónclave, sin que en nuestro caso pretendamos descalificar, ya sea dicha reunión o sus objetivos, ya que en todo caso, cada quien es libre de reunirse con quien le dé la gana para hacer planes para fines que más convengan a sus intereses y que en el caso de motivos políticos, pues con mayor razón. 

Sí, a este desordenado escritorio también cayó el tip sobre la reunión celebrada en un restaurante de Hermosillo, lo cual revelaría que la alcaldesa de Hermosillo es factor importante de la estrategia para allanar el camino a Alfonso Durazo rumbo a la gubernatura de Sonora, aprovechando las obvias afinidades ideológicas con influyentes personajes que formalmente mantienen su militancia en el PAN. 

Ese presunto cónclave fue un par de días después que el Consejo Estatal de dicho partido autorizara explorar las posibilidades de alianzas con otras organizaciones políticas, con miras a constituir un solo frente en contra de la amenaza ya expresa de parte del casi seguro amarrado contendiente de MORENA, de replicar en Sonora el nefasto modelo que impone la 4T a nivel federal y a la luz de los acuerdos la concretados en Baja California. 

Roberto Romero

En contra de esa eventual alianza en Sonora llevando como candidato a Ernesto Gándara Camou, quien sin duda es el único con posibilidades de vencer al de Bavispe, ya sacaron sus hachas de guerra el Kiko Munro y su dady el dirigente estatal, Ernesto Munro, Florencio Díaz, además del neofascista Bruno Cházaro, a quien ubican como secretario particular de Damián Zepeda, entre otros ya constituidos en importante valladar en contra de ese propósito. 

Es evidente que desde su perspectiva coinciden en el lógico interés de que MORENA gane la gubernatura, antes que su odiado adversario el PRI, la retenga y ahí se incluyen expriistas de reciente cuño como es el caso de Antonio Astiazarán, quien también puso el grito en el cielo, al igual que otros, que más que triunfos o derrotas, lo que les obsesiona son las revanchas con contra de los del PRI por desaires reales o imaginarios que sufrieron cuando eran militantes de ese partido. 

Luce muy cuesta arriba por lo pronto el que se logre éxito en una negociación que ponga el bienestar de los sonorenses sobre intereses partidistas y rencillas del pasado y es en el PAN, donde personajes del padrecismo con ligas tan estrechas con MORENA los más interesados que aborte ese incipiente asomo de alianza, que entre los del PRI, al parecer hay apertura a tal posibilidad o cuando menos no ha habido expresiones públicas de rechazo por parte de sus liderazgos. 

Creo que no nos equivocaremos si aseguramos que en su momento no hubo más padrecistas químicamente puros que la ahora alcaldesa de Hermosillo y el exsecretario de gobierno, Roberto Romero López, a quien se señala como el responsable de descarrilar la aún inexistente alianza y a quien se le señala como el principal contratista de Agua de Hermosillo, dato que podría confirmar o desmentir el titular de dicho organismo, Alfredo Gómez Sarabia. 

Antonio Astiazarán

Además se cita a Javier Neblina, de quien aparte de su padrecismo incondicional, tenemos como único referente sus recurrentes incumplidas promesas sobre repartir alarmas, en tanto que de Vicente Sagrestano vale destacar su conocida relación personal con Yulee Guzmán, quien desde su rabioso panismo padrecismo, se declaró morenista de corazón y ahora está cerca del señor y cobra como Directora de Coordinación Operativa del Sistema Nacional de Seguridad Pública, y ah, de Miguel Sesma solo sabemos que su carnal Felipe es asesor del dirigente estatal de MORENA, Jacobo Mendoza. 

Otro padrecista quien sin duda operará en contra de eventual alianza, es el huatabampense Francisco Vázquez, quien durante la campaña del 2018 dio espectacular salto de la liana y ahora se desempeña como secretario particular de Durazo Montaño, quien no estaría en condiciones de negar que buena parte de su estado mayor está integrado por ex panistas, panistas y padrecistas, cuya experiencia en menesteres electorales es infinitamente mayor que cuadros morenistas de origen. 

En resumen, a reserva de desmentidos de los involucrados, sus propósitos son crear suficiente ruido dentro del PAN para entorpecer cualquier esfuerzo de Alianza y en consecuencia intentan evitar un candidato competitivo frente a Durazo, con el fin de regresar al padrecismo al gobierno de Sonora, de la mano de Durazo y MORENA, y que mejor satanizando al mentado PRIAN, sin importar que entre las patas se lleven al mismo partido blanquiazul y a los sonorenses. 

Es un hecho irrebatible que ninguno de los partidos con registro o sin registro en México están en condiciones de ganar solos la elección por la gubernatura de Sonora, vamos, incluso en el caso de MORENA, que en el caso del PRI, el PAN, MC o el PRD pues con mayor razón, quedando en el terreno de la demagogia y del rollo, eso que lo principal “es que las alianzas las vamos a buscar en la ciudadanía” y bla, bla, bla. 

Youlee Guzmán

También es irrebatible que en esta entidad el gobierno federal desplegará una elección de Estado, porque López Obrador evitará a toda costa que muerda el polvo su incapaz, pero leal cachorro Secretario de Seguridad Pública y desde esa perspectiva, los partidos de oposición deberán responder al reto de superar sus atavismos si quieren que la administración del estado siga en buenas manos. 

Y valiera mejor que se evaluara muy bien lo que podría pasar si aborta la alianza que se explora, ya que además del macabro futuro que esperaría a todos los sonorenses, no dude usted que si van solos, a los de la esquina contraria de MORENA les irá peor que en el 2018.  

En fin, la vamos a dejar de ese tamaño no sin antes reconocer el power que se le atribuye a la alcaldesa de Hermosillo, quien a como están las cosas bien podría solicitar licencia de la alcaldía, pero no para ir por alguna candidatura, sino para ser la coordinadora de campaña de Durazo Montaño, y si se les cumple la ambición, ser secretaria de gobierno de la próxima administración estatal. 

Lo curioso del asunto, es que bajo dicha perspectiva, Doña Célida estaría ahora en la esquina contraria a Javier Gándara Magaña, ya que se asegura que el empresario excandidato a la gubernatura es el principal promotor de la mentada alianza y que incluso mantiene cabildeo con el dirigente nacional del blanquiazul, Marko Cortés trabajando sobre esa posibilidad. 

Javier Gándara

Miren, tenemos muchos años de conocer a Gándara Magaña y sabemos que dispone de diversas herramientas de medición sobre las cuales finca sus decisiones y activismos, datos que sin duda llevó a su dirigente nacional para demostrar que el PAN sonorense anda alicaído y sin perfiles competitivos y por eso, la necesidad de unir fuerzas con otros partidos. 

Y lo que son las cosas, mientras ocurre el merequetengue descrito, se insiste en que Ana Gabriela Guevara disputará a Durazo la candidatura, mientras que por otra parte y a pesar de los oficios del padrecismo en contrario, el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano Grijalva asegura habrá alianzas con el PRD y el PAN por las gubernaturas de Sonora, Nuevo León, Zacatecas y Michoacán e incluso las da como un hecho. 

Y luego de 23 días de haberse celebrado el sorteo publicitado con un avión, no es hora todavía que se sepa que ya se haya entregado alguno de los 100 premios de 20 millones de pesos que se supone, en buena cantidad fueron dispersados como donación en escuelas, clínicas y organizaciones sociales. 

Jesús Zambrano

20 millones de pesos no son cualquier cosa y seguramente los tenedores de esos cachitos están con el alma en un hilo ante el mutismo gubernamental y particularmente de la Lotería Nacional, instancia obligada a entregar la contraprestación en numerario a quien le presente los cachitos premiados, sin que se sepa porqué eso no ha ocurrido, porque de haber ocurrido, seguramente sería monumental la alharaca presidencial. 

Powered by WPeMatico

Comentarios