Slider

La inquietante obra de arte tiene como objetivo llamar la atención del público sobre el problema del abuso doméstico que a menudo se esconde debajo de la alfombra en Turquía.

Dos edificios cuentan con la instalación, uno en el barrio Kabataş de Estambul y el otro en el distrito de Beyoğlu.

El artista decidió difundir el mensaje en un área de aproximadamente 260 metros cuadrados en la pared exterior del edificio de Yanköşe, una plataforma de arte sin fines de lucro. En lugar de mostrar su trabajo dentro del edificio, Vahit quería llamar la atención no solo de los buscadores de arte, sino también de los transeúntes que pasan por la ubicación central.

Unas 440 mujeres fueron asesinadas en Turquía en 2020, según Kadın Cinayetlerini Durduracağız Platformu (Plataforma para detener el feminicidio), una organización que mantiene un recuento de feminicidios en todo el país.

Comentarios