previous arrow
next arrow
Slider

Un juzgado en Inglaterra emitió una “orden de riesgo sexual” a un trabajador de 39 años que fue señalado de cometer varios ataques sexuales, tratar de tener relaciones con una niña de 14 años y decirle a una mujer policía que quiso violar a su hija.

Aunque no ha sido declarado culpable de las múltiples denuncias en su contra por crímenes sexuales, el juzgado consideró que era una amenaza y le prohibió interactuar con ninguna mujer que no sea inevitable “en el curso de la vida diaria”

Por estas razones, Dean Dyer, de 39 años, deberá avisar a las autoridades por lo menos con 24 horas de anticipación si quiere tener relaciones sexuales con una mujer. Además, la orden restringe las interacciones con mujeres que no sean totalmente necesarias en su cotidianidad.

Comentarios