Slider

La alcaldesa de Tampa, Jane Castor, decretó este jueves mediante una orden ejecutiva el uso de mascarillas en determinadas áreas de la ciudad en el marco del Super Bowl LV, que se celebrará el próximo 7 de febrero en esta ciudad de Florida.

Los cubre bocas serán requeridas tanto en interior como en exterior en zonas como las inmedi

aciones del Estadio James Raymond, que albergará el encuentro entre los Tampa Bay Buccaneers y los Kansas City Chiefs, así como en el centro de la ciudad y zonas de entretenimiento como el Distrito Histórico de Ybor City.

La orden ejecutiva está vigente desde este jueves y hasta el 13 de febrero y están excluidos, entre otros, menores de 5 años y personas con condiciones de salud que les impide portar tapabocas.

El director ejecutivo del comité organizador del Super Bowl LV, Rob Higgins, elogió la medida y dijo que “mejoraría la salud y la seguridad” durante la gran final de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Comentarios