Slider

Cuatro turistas chinos comieron 30 kilos de naranjas en menos de 30 minutos en un aeropuerto en Kunming, provincia de Yunnan al suroeste de China, para evitar pagar exceso de equipaje.

De acuerdo con el diario asiático Global Times, tomaron esa decisión porque el personal del aeropuerto les dijo que les cobrarían una tarifa de equipaje de 300 yuanes (casi mil pesos mexicanos) por las naranjas, y al no poder pagarlos, prefirieron comérselas todas, sin imaginar que sufrirían de úlceras en la boca. Al respecto dijo uno de los turistas.

Los turistas chinos señalaron que se encontraban en un viaje de negocios y antes de abordar el avión compraron una caja de naranjas que les costó 50 yuanes, ocho dólares aproximadamente, aunque al enterarse del cobro extra de 1.55 dólares por cada kilo de naranja tomaron la decisión de comérselas, pues en China la naranja es considerada símbolo de la buena fortuna.

Comentarios