Slider

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego han descubierto que un medicamento utilizado para la insuficiencia cardíaca mejora los síntomas asociados con el síndrome de taquicardia ortostática postural, un trastorno complejo y debilitante que afecta el sistema nervioso autónomo del cuerpo y provoca una frecuencia cardíaca alta, generalmente al estar de pie.

En la edición en línea del “Journal of the American College of Cardiology”, los autores del estudio investigaron el medicamento ivabradina y sus efectos sobre la frecuencia cardíaca, la calidad de vida y los niveles de norepinefrina en plasma en personas con la taquicardia ortostática postural.

La norepinefrina es una hormona del estrés y un neurotransmisor. En el plasma sanguíneo, se utiliza como medida de la actividad del sistema nervioso simpático. Los participantes del ensayo experimentaron una reducción en la frecuencia cardíaca, mejoría en sus síntomas y calidad de vida en general un mes después de tomar el medicamento.

Comentarios