Slider

Una explosión de gas ocurrió este jueves en el segundo piso de una vivienda multifamiliar en el barrio Bronx de Nueva York, obligando a que una madre arrojara a su bebé a los vecinos que se encontraban abajo del inmueble, informa NBC.

La emergencia dejó 10 heridos, entre ellos seis niños, y arrasó con el domicilio de tres pisos. Tras la detonación, Evelyn González, comenzó a gritar desesperada en busca de ayuda al quedar atrapada en la residencia con sus dos hijas pequeñas, una bebé de 6 meses y una niña de 4 años.

En ese momento, una vecina, identificada como Norma Martinez, corrió hasta el lugar y escuchó el pedido de auxilio de la madre: “¡mi bebé, mi bebé!”. Según el relato, González pretendía saltar desde la ventana con su hija, pero la mujer la convenció para que arrojara a la pequeña a sus brazos.

“Yo estaba así, sin nada allí, así que tenía miedo. Pero cuando me quité el abrigo, [la madre] vio que la bebé tenía algo sobre lo que caer”, comentó Norma Martinez. 

Otro vecino usó una escalera para ayudar a salir a la madre con su hija mayor, que resultó con las dos piernas rotas debido al estallido que, además, voló puertas y ventanas.

Comentarios