Slider

En un año, la pandemia de covid-19 en México duplicó la demanda de antidepresivos, ansiolíticos y otros fármacos, para tratar problemas de salud mental.

Antonio Pascual Feria, presidente de la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex), destacó que la compra de medicamentos como diazepam, clonazepam, triazolam y metilfenidato, fluoxetina y sertralina, entre otros, utilizados para tratar el insomnio, el trastorno de pánico y la depresión pasó de 15 a 30 por ciento.

Desde los primeros meses de la pandemia, la Anafarmex había detectado un incremento en la demanda de fármacos para la salud mental. Para mayo había aumentado alrededor de 15 por ciento.

“Pero el top lo hemos tenido en diciembre y enero, que coincide con los meses en los que se  han tenido más muertes y contagios por el nuevo coronavirus, y en estos momentos ya se ha duplicado la compra de antidepresivos, ansiolíticos, somníferos, todos estos medicamentos que están catalogados en el artículo 226 de la Ley General de Salud como psicotrópicos”, detalló, en entrevista con Excélsior.

El presidente de la Anafarmex comentó que, además, ha habido un aumento  de 40% en la compra de tés, pasiflora y otros tranquilizantes naturales que no requieren receta médica.

“Este fenómeno de aumento es lógico, porque la población está viviendo en estrés constante, pánico, dolor, duelo, angustia. En estos momentos muchas personas son susceptibles a que su estado emocional se vea alterado y por eso es que se están elevando las prescripciones de medicamentos que ayudan a tratar estas problemáticas”, expuso.

Comentarios