5 tips para volar más seguro incluso si estás vacunado

125
0
previous arrow
next arrow
Slider
La necesidad o deseos de viajar se han incrementado después de largos meses de postergar la mayoría de los viajes a consecuencia del coronavirus. Sin embargo, la pandemia por COVID-19 continúa y no se irá por mucho tiempo, por lo que ahora que empiezan las vacaciones de verano, es muy importante protegerse con la ayuda de esta información de los expertos del Hospital Houston Methodist.

Es un hecho que un viaje por avión te llevará inequívocamente a tener contacto con mucha gente y con una gran variedad de superficies que se tocan de forma frecuente en el aeropuerto y en el avión. Con todo lo que sabemos hasta ahora del COVID-19, incluyendo el hecho de que alguien puede estar enfermo y ni siquiera saberlo, subir a un avión puede ser bastante estresante estos días.

Si estas completamente vacunado contra el COVID-19, tendrás más flexibilidad y podrás retomar algunas actividades de manera segura ya que estás más protegido. Sin embargo, deberás también continuar con las precauciones habituales, como el uso del cubrebocas y el distanciamiento social durante tu viaje. Cabe aclarar que estar “completamente vacunado” significa que hayan pasado 15 días de la segunda dosis en caso de que te hayas puesto vacunas de dos dosis como Pfizer, Moderna, AstraZeneca, Sputnik, Sinovac etc o bien, que hayan pasado 15 días si te pusiste alguna vacuna de una sola dosis como por ejemplo la de Johnson & Johnson o CanSino. 

Si aún no estás vacunado, vas a necesitar tomar precauciones adicionales desde el momento en que reservas tu vuelo, lo cual incluirá una serie de precauciones cuando estés en el aeropuerto.
Si vuelas este verano los especialistas del Hospital Houston Methodist te dan aquí cinco recomendaciones para hacer más seguro tu viaje: 

1)    Tu seguridad comienza desde que reservas tus vuelos
Reducir el riesgo de contagiarse por COVID-19 comienza desde que tomas decisiones al reservar tu vuelo, por ejemplo, escoger vuelos sin escalas y tratar de elegir destinos cercanos (en caso de que viajes por placer). 

Es bueno también checar el sitio web de la aerolínea que planeas usar para ver qué medidas de seguridad tienen implementadas en sus terminales y aviones. Algunas de las dudas que debes despejar antes de escoger la aerolínea y de reservar tus vuelos son:

•    ¿Es obligatorio el uso de cubrebocas?
•    ¿Cómo garantizan la sana distancia?
•    ¿Existen opciones web o in-situ de registro (check-in) sin contacto con otras personas?
•    ¿Cuáles son los protocolos de sanitización?

La mayoría de las aerolíneas han implementado medidas de seguridad muy impresionantes dentro de sus aeronaves, como por ejemplo hay algunas con separadores de plástico en los asientos de pasillos, asiento de en medio inutilizable, entre otros. De acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades de EUA, algunas aerolíneas han implementado también sofisticados sistemas de circulación y filtrado de aire que previenen que los virus se diseminen durante el vuelo.
2)    Usa tu cubrebocas en TODO momento durante el viaje (te lo decimos muy en serio)

La gran mayoría de las aerolíneas y autoridades aeroportuarias exigen actualmente el uso de cubrebocas mientras se está en el aeropuerto o dentro del avión, pero hay excepciones a la regla cuando se trata de comer y beber. 
Puedes quitarte el cubrebocas a ratitos mientras das tragos a tu vaso con agua, pero te recomendamos que te lo vuelvas a colocar en seguida. 

Usar un cubrebocas no solo te protege a ti de contagiarte de COVID-19, sino que previene que tú disemines el virus a otros en caso de estar contagiado y que no lo sepas; lo cual es realmente importante, particularmente si aún no estás vacunado. Aunque no presentes síntomas, alguien más en tu vuelo pudiera ser una persona de alto riesgo que en caso de contagiarse, podría presentar complicaciones muy serias del COVID-19. 

Es mejor pensar en el uso del cubrebocas como una especie de contrato social entre tú y todas las demás personas en ese vuelo, en el cual todos salen beneficiados si lo usan en todo momento. Durante esta pandemia, usar siempre el cubrebocas es simplemente hacer lo correcto.
3)    Lleva contigo tu gel sanitizante y evita tocarte la cara

Los aeropuertos y aviones están repletos de superficies tocadas por todos. Las aerolíneas están tratando de reducir el número de cosas que los pasajeros necesitan tocar, a través del uso de un registro sin contacto y de otras medidas, pero siempre existirán manijas en las puertas, jaladeras en el equipaje, barandales en escaleras o simplemente una bolsa de papas fritas que alguien tocó antes de que tú la compraras. 

La higiene de manos es siempre fundamental y su importancia crece mientras más superficies de uso común toques. Para mantener tus manos libres de virus, considera cargar un gel sanitizante para tus manos (con un mínimo de 60% de alcohol) y póntelo cada vez que tocas una superficie que es frecuentemente tocada por otros. 

Además, evita tocarte la cara. Si, sabemos que es difícil, pero es muy importante que seas consciente de esto. El nuevo coronavirus no te puede enfermar por la piel, pero sí cuando las partículas virales que están en tu piel pasan a las membranas mucosas de tu cara, como a tu boca, nariz u ojos. 

Y como siempre lo has hecho, lávate muy bien las manos después de ir al baño y cada que tengas la oportunidad de hacerlo.
4)    Extiéndete lo más que puedas por la terminal aérea 

Dentro del avión no puedes hacer gran cosa pues estás dentro de un espacio reducido, pero en la terminal es mucho más fácil que mantengas la sana distancia.

Mientras esperas para abordar tu avión, mantén 2 metros de distancia entre tú y los otros tan frecuentemente como te sea posible, incluso prefiere sentarte en otra sala de espera, una que tenga poca gente si la tuya está muy llena. Y recuerda que los 2 metros de sana distancia, son más lejos de lo que percibes. 
5)    Reconsidera reprogramar el viaje si el contagio comunitario es muy alto, ya sea en lugar de origen o en tu destino

Nadie quiere cancelar un viaje, especialmente si es para visitar a la familia o para tomar unas merecidas vacaciones en la playa o en la montaña. Desafortunadamente, a los virus no les importan nuestros planes de viaje, así que antes de viajar es importante considerar si existe una alta transmisión de contagio comunitario donde vives o bien, en el destino al que te diriges. Si la respuesta es sí, es mejor reprogramar tu viaje.

Donde existe contagio comunitario, hay un mayor riesgo de exposición al COVID-19. Si el virus se está expandiendo en tu destino, podrías contagiarte durante tu viaje y además traer el COVID-19 de regreso a tu casa y enfermar a tus seres queridos. Si el virus se está expandiendo muy rápido en tu comunidad, pudieras estar contagiado sin saberlo y estar contagiando a muchísima gente mientras viajas y también en el lugar de tú destino.

Si bien las vacunas contra el COVID-19 te mantienen bien protegido de este virus, todavía estamos aprendiendo cuán efectivas son al momento de:

•    Reducir la transmisión
•    Protegernos contra cada una de las variantes de COVID-19 que circulan actualmente
•    Proteger a las personas con el sistema inmunológico debilitado
Comentarios