La ola de calor.

220
0
-_728X90
720x90
Capturadepantalla2023-02-13alas213814
Capturadepantalla2023-02-13alas214531
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2023-02-13alas215907
Capturadepantalla2023-02-13alas220711
previous arrow
next arrow

La ola de calor.

Hace unos años era impensable que Guadalajara superara los 40 grados de temperatura. Durante el tiempo que residí en esa bella ciudad no se pensaba en minisplit o algún aire acondicionado, salvo en algunas oficinas. Hoy me comentan que superan los 40 grados ante esta tercera ola de calor que están padeciendo. Aunado a la quema de los “pulmones” de la ciudad como el bosque de la primavera entre otros, provocan que la zona urbana se sienta como una olla de presión.

Las olas de calor son períodos de clima inusualmente caluroso, que suelen durar dos días o más, fuera de los promedios históricos de un área determinada. Las olas de calor han ocurrido en el pasado, pero el cambio climático está haciendo que las olas de calor sean más largas, más extremas y más frecuentes. Sabemos esto al observar la frecuencia con la que se establecen nuevos récords diarios de temperaturas altas y bajas. Las temperaturas diarias se miden en cientos de estaciones meteorológicas en todo el mundo. En Estados Unidos, los registros máximos y mínimos en las estaciones meteorológicas se establecieron aproximadamente al mismo ritmo en la década de 1950, sin embargo, desde finales de la década de 1960, el número de temperaturas máximas diarias récord medidas cada año ha ido creciendo a un ritmo más rápido que el registro de las temperaturas diarias bajas. Este cambio se debe en gran parte a un número mucho menor de bajas temperaturas diarias récord en las últimas décadas. Ese patrón fue evidente en enero de 2019, cuando se establecieron 17 temperaturas récord de frío en todo el mundo y 269 temperaturas récord de calor. Los científicos también estudian la atribución de eventos extremos para averiguar si el calentamiento del clima ha hecho que un evento extremo como una ola de calor sea más grave o tenga mayores probabilidades de ocurrir. Utilizan modelos informáticos para simular las condiciones meteorológicas con o sin calentamiento global y otros factores que pueden contribuir. Al comparar diferentes escenarios, los científicos pueden saber que el calentamiento global está empeorando las olas de calor. Esta tercera ola de calor que afecta al país, desde hace varios días, ha dejado, hasta el momento, ocho muertos por golpe de calor y 416 casos por deshidratación, golpes de calor o quemaduras solares, de acuerdo al más reciente informe de la Secretaría de Salud sobre la Temporada de Calor 2023. Estas muertes se registraron en Quintana Roo, Veracruz, Oaxaca y Sonora. En el desglose de casos, por golpe de calor han sido 226 personas afectadas; nueve por quemaduras del sol. Lamentablemente, estas cifras se incrementarán, porque el Sistema Meteorológico del país ha estimado más días con altas temperaturas en casi todo el territorio nacional. Además de que se prevé otra cuarta ola de calor.

Incluso, diversos medios han advertido a la población sobre las enfermedades por el calor, las cuales las ha clasificado en dos: urgencias y emergencias. En la primera se trata de agotamiento por calor y los principales signos y síntomas son taquicardia, sudoración, dolor de cabeza, respiración rápida, cansancio extremo y debilidad. En la segunda, una emergencia por golpe de calor, en donde la persona presenta piel caliente, pérdida de consciencia, convulsiones, confusión, delirios y escalofríos. Obviamente la segunda termina en un hospital para su atención oportuna; la primera la puede prevenir usted. Hidratación a base de agua (no electrolitos) uso de bloqueador solar, utilizar ropa clara y no exponerse durante mucho tiempo son las recomendaciones que no hay que olvidar en estos tiempos… que apenas comienzan.

Dr. César Álvarez Pacheco

cesar_ap@hotmail.com

@cesar_alvarezp

Huatabampo, Sonora

Comentarios